Pareja: “¿Si elijo Valencia o Sevilla? Elijo la cautela, los dos son grandísimos equipos”

Por  0:30 h.

El argentino Nico Pareja es uno de los futbolistas por los que el Sevilla se ha interesado para reforzar el centro del campo. Incluso en Barcelona, en concreto en el diario El Mundo Deportivo, apuntan que el club de Nervión ha hecho ya una oferta (cinco millones de euros y Armenteros), aunque su director deportivo, Ramón Planes, no ha tardado en desmentirlo. «No nos han dicho nada», certificó a ABC. En cualquier caso, lo que sí es seguro es que el Sevilla y Pareja se gustan, con permiso de un tercero, el Valencia, que parece haberse metido por medio.

—Sé que están sonando varios equipos.

—Uno de ellos es el Sevilla.

—Sí, lo sé, sería para mí un orgullo poder jugar allí.

—También hablan del Valencia.

—Eso dicen.

—¿Y qué dice usted? ¿Elige alguno?

—Elijo la cautela, la calma. Los dos son grandísimos equipos, van a jugar la Champions y no puedo comentar mucho más…

—En el Sevilla quieren a un nuevo Javi Navarro. ¿Lo conoce?

—Claro. Lo he visto jugar.

—¿Tiene usted algo parecido a él?

—Bueno, en el carácter yo creo que nos podemos parecer. Yo soy argentino. Normalmente, los jugadores de mi país solemos tener bastante temperamento. No me gusta perder. Yo puedo jugar mal o bien, pero lo que nunca se puede discutir es mi entrega.

—Dígame, ¿dónde se formó usted?

—En el Argentinos Júniors. Y tras mi primer año en el primer equipo me fui a jugar a Bélgica, al Anderlecht.

—Es extraño, ¿no?

—Fue la primera oferta que llegó. Luego, me gustó la experiencia. Fueron dos años y gané Liga, Copa y dos Supercopas.

—¿Y el Español?

—Me ficharon después de los Juegos Olímpicos.

—¿Qué edad tiene?

—Veintiséis. Pero yo fui uno de los tres jugadores mayores de 23 años.

—¿Cuántas veces ha sido internacional?

—Los cinco partidos de los Juegos Olímpicos, uno que no sé si valdrá, que fue un amistoso contra Cataluña, y luego he estado varias veces en el banquillo. Una de ellas fue cuando vino Perotti. ¿Recuerda? Fue el partido contra España…

—¿Y qué tal?

—Bien, muy bien. Diego es un chico muy tranquilo.

—Parecido a Fazio, ¿verdad?

—Sí, es muy buena gente también, muy trabajador.

—¿Y Lautaro Acosta?

—El Laucha es un personaje. Todavía me acuerdo de lo que me reí con él en los Juegos Olímpicos.

—No ha funcionado muy bien en los dos años que lleva en el Sevilla.

—Pero tiene muchísimas cualidades. Es explosivo, capaz de meter 60 diagonales por partido.

—A ver si la próxima temporada las hace con usted al lado.

—Me gustaría, la verdad. Pero no depende sólo de mí.

—¿Cree que el Español va a poner muchas dificultades?

—Habrá que preguntárselo a ellos.

—Esa es la respuesta fácil.

—Pero es la verdad. No está en mis manos.

—Se lo planteo de otra manera. Pida un deseo.

—Que mi hija (tiene un año y medio) siga siendo feliz.

—¿Y futbolísticamente hablando?

—Vamos a esperar…

—No espere tanto que el tren se va…

—Lo tendré en cuenta.