Un paso adelante en la mejoría sevillista

Por  19:00 h.

El Sevilla FC ha dado un paso adelante esta noche al vencer al Hércules por la mínima en el Ramón Sánchez Pizjuán. Y lo ha hecho porque, a la evidente mejoría en el juego, donde al menos ya tiene una idea de lo que quiere hacer, se la ha sumado algo aún más vital, como son los tres puntos que refuerzan una moral de un equipo muy tocado. El conjunto de Manzano dominó la práctica totalidad del choque, pero acabó pidiendo la hora ante un rival que vino a empatar a la capital hispalense. Inyección de autoestima para afrontar el duro reto de remontar en Europa ante el Oporto.

Sevilla FC 1 Hércules 0
1 – Sevilla FC
Varas, Cáceres, Fazio, Escude, F. Navarro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Zokora, min. 80), Capel (Perotti, min. 89); Luis Fabiano (Kanouté, min. 70) y Negredo.
0 – Hércules CF
Calatayud, Cortés, Abraham Paz, Sergio Rodríguez, Pulhac; Farinós, Abel Aguilar; Thomert (Tote, min. 81), Cristian (Portillo, min. 74), Tiago Gomes (Kiko Femenía, min. 65); y Trezeguet.
Goles
1-0, min. 20, Rakitic.
Árbitro
Turienzo Álvarez (C. castellanoleonés) amonestó a Jesús Navas y Escudé, por el Sevilla FC; y a Abel Aguilar, Sergio Rodríguez y Cortés, por el Hércules.
Incidencias
Unos 30000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán. Tarde-noche despejada y terreno de juego en perfectas condiciones. Partido correspondiente a la 24ª jornada de la Liga Adelante.

El Hércules salió presionando muy arriba, justo en la salida de balón desde la defensa, obligando a Javi Varas a lanzar balones en largo a sus delanteros. Poco a poco el conjunto sevillista fue soltándose un poco y haciéndose con el control del esférico, ante un rival muy replegado en defensa y que apenas inquietaba el área de los locales. Con un Medel muy rápido al corte, y con Rakitic poniendo precisión en el pase, el gol parecía cuestión de minutos.

Primero avisó Negredo con un centro-chut que se estrelló en el larguero de la portería de Calatayud. En el siguiente acercamiento, llegó el primero del encuentro. Precisamente Negredo, tras un balón en largo de Luis Fabiano, deja perfecto el esférico para Rakitic que venía de cara y batía por bajo al portero herculano. El croata se estrenaba con la camiseta sevillista como goleador. El delantero madrileño estaba cuajando un gran encuentro, aunque seguía sin la suerte de encontrar el ansiado gol que siempre desea un depredador de área.

El resto de la primera mitad fue de dominio absoluto pero sin aspavientos del conjunto de Gregorio Manzano. Si bien, y viendo los apuros que pasó el Sevilla en los últimos encuentros, se antojaba vital un segundo gol para no pender de un hilo. Como detalle a destacar, el hallazgo de una pareja de mediocentros, al fin, que sustente a un equipo que adolecía de un agujero negro en esa zona del campo durante toda la temporada.

Segunda mitad más floja

Y la reanudación arrancó de la forma menos recomendable. El Sevilla FC dominaba ramplonamente dejando los minutos pasar sin que hubiera noticias en ambas áreas, algo que podía jugarle una mala pasada si no se reaccionaba desde el banquillo. A este equipo se le exige más ante un rival débil como el Hércules. De hecho, Trezeguet obligó a Javi Varas a hacer su primera parada de mérito del encuentro. Manzano tardaba en mover el banquillo, con Medel y Rakitic ya muy cansados y pidiendo el cambio a gritos. Pero el primero en marcharse fue Luis Fabiano, muy gris hoy, al que reemplazó Kanouté.

Tras unos minutos en los que se evidenció que el equipo local estaba roto, propiciando contragolpes demasiado cómodos de los alicantinos, el técnico del Sevilla FC movió ficha de nuevo para retirar del campo a un cansado Rakitic, que fue sustituido por Zokora para darle contención al mediocentro. Con un par de llegadas que no cuajaron, el Hércules, a pesar de haber introducido toda su artillería, no conseguía inquietar a la zaga sevillista, pero merodeaban las inmediaciones del área de Varas. Los nervios de la situación habitual de este equipo hacían mella en el campo y en la grada..