La pertinaz injusticia de Luis Fabiano

Por  0:30 h.

Luis Fabiano, junto a Gregorio ManzanoLuis Fabiano, uno de los activos más valiosos del Sevilla y un futbolista que ha jugado un papel de principal importancia en los últimos éxitos deportivos del equipo nervionense, puede terminar de convertirse en un problema si Gregorio Manzano no tiene la mano izquierda que requiere su siempre frágil moral, ya que el brasileño no se siente titular indiscutible y sabido es que en estas circunstancias, «O Fabuloso» no sólo baja su rendimiento, sino que, además, pierde el respeto deportivo por sus compañeros al manifestarse públicamente.

Le hace el hilo su representante, el locuaz José Fuentes. Hace pocas fechas, el agente declaró que si Luis Fabiano sigue sin jugar —y esto hay que entenderlo como «sin ser titular», ya que jugar sí que juega—, habrá que buscar una solución en el mercado de invierno. Y hay que recordar que el futbolista amplió hace bien poco su contrato con la entidad rojiblanca, dando por finalizada una larga negociación en la que esta «amenaza» por parte de Fuentes se hizo tan habitual en los periódicos como la tinta. Lo cierto es que el delantero se puso en el mercado, aprovechando el caché del que es acreedor aquel que durante un tiempo sea el «9» de la selección de Brasil, y sin embargo no llegó por él la oferta que habría hecho falta para forzar el traspaso. Luis Fabiano se dejó querer por el Milan, y después no hizo ascos a otras posibilidades que se llamaban como algunos de los clubes tradicionales de la elite europea, pero ninguno de ellos se planteó seriamente su fichaje. El Olympique de Marsella mostró un tibio interés antes del Mundial, y luego los que aparecieron fueron el Fenerbahçe turco y el Schalke 04, que sí que estaba dispuesto a hacer una apuesta fuerte por el futbolista. Pero estas opciones no eran las que éste esperaba y acabó estampando su firma en el contrato que le presentó Del Nido para alargar su relación con el Sevilla. Fuentes dijo que era lo que siempre había querido para su representado.

No pero sí

Así que estas últimas declaraciones del agente —realizadas hace apenas una semana— no cayeron bien en el seno del Sevilla. Por eso Luis Fabiano, en el acto que compartió el miércoles con Del Nido, se apresuró a decir que no se creía que Fuentes hubiera dicho que buscaría «una solución en invierno» si en Navidad sigue sin ser titular. «Acabo de renovar mi contrato y sería absurdo, no creo que quisiera decir eso». ¿Y qué ocurrió? Pues que los periodistas siguieron preguntándole cosas al ariete y no tardó mucho en ser él mismo el que regalaba el mismo titular, que ayer fue portada en toda la prensa especializada y rebotó en diversos diarios internacionales, incluidos los más populares en Inglaterra: «Estoy viviendo una situación complicada y si no cambia habrá que buscar una salida en invierno».

En la planta noble de Nervión no quieren valorar estas palabras porque el descontento intermitente del jugador ya está superado. Pero en la plantilla hay opiniones diversas e igual que hay futbolistas que sólo dicen que «ya se sabe cómo es Luis», también los hay que consideran que «debería empezar a moderarse». Y es que tanta reiteración ya es molesta porque hay compañeros que piensan que este tipo de competencia no es sana. Hay que considerar dos cosas: una, que Luis Fabiano es el delantero que más minutos ha jugado desde que empezó la competición oficial en agosto (doce partidos ya), pero el que menos ha disputado en la Liga (seis encuentros); y dos, que ya han sido dos técnicos los que le han sentado en el banquillo en las últimas semanas, de lo cual se infiere que empezó contando y ahora no merece la misma confianza. Simplemente. Y sólo hay una manera limpia de recuperar el trono. Él lo sabe y no consiste en decir que a lo mejor se va.

Puedes leer este artículo en ABC de Sevilla