Pierde incluso sin merecerlo

Por  19:40 h.

Derrota tan dolorosa como injusta del Sevilla FC esta noche en Villarreal en un encuentro en el que los de Gregorio Manzano hicieron méritos más que de sobra para igualar el marcador. Nilmar adelantó a los locales, pero el mal arbitraje de Undiano Mallenco, que anuló dos goles justos para los sevillistas, alarga la racha de derrotas del club de Nervión, que ya está a ocho puntos de los puestos de Champions, y a diez de su rival esta noche.

Villarreal 1 Sevilla FC 0
1 – Villarreal CF
Diego López; Ángel, Gonzalo, Musacchio, Catalá; Cani (Capdevila, min. 81), Bruno, Senna, Cazorla (Borja Valero, min. 66); Rossi (Marco Rúben, min. 84) y Nilmar.
0 – Sevilla FC
Palop; Dabo, Cáceres, Alexis, Fernando Navarro; José Carlos (Capel, min. 55), Zokora (Alfaro, min. 85), Romaric (Negredo, min. 55), Cigarini, Perotti; y Kanouté.
Goles
1-0, min.29, Nilmar
Árbitro
Undiano Mallenco (C. Navarro) amonestó a Musacchio, Rossi y Bruno, por el Villarreal; y a Zokora y Kanouté, por el Sevilla.
Incidencias
Noche fría en El Madrigal. Terreno de juego en perfectas condiciones. El Sevilla utilizó por primera vez la camiseta turquesa.

El Sevilla arrancó bien, como suele hacerlo en los últimos choques, pero poco a poco las dudas en el mediocampo y las pérdidas de balón propiciaban contragolpes peligrosos de los locales. Tras un penalti tonto de Dabo a Cani que el árbitro no señaló, Nilmar y Rossi empezaban a crear muchos problemas con su velocidad, gracias a que el conjunto amarillo recuperó el balón pronto. No pasaba demasiados apuros el once de Manzano, bien posicionado, pero con poca entidad u sobre todo, identidad de equipo.

Así, tras una intervención de Palop, que desvió un disparo de Cazorla, que antes había sentado de un regate a Dabo, llegó el primer tanto del encuentro. Nilmar le ganaba la espalda a la defensa gracias a un buen pase de Rossi, para driblar a Palop y romper la igualdad ficticia del partido. Sin hacer un buen encuentro, el Villarreal ya se había adelantado en el partido. Afortunadamente, el resultado no empeoró hasta el descanso y los sevillistas podían afrontar la segunda mitad con la ilusión de igualar la contienda con alguna ocasión que se le pudiera presentar. Pero para ello había que mejorar mucho la actitud.

Goles anulados al Sevilla

La reanudación arrancó con polémica. El árbitro señalaba un fuera de juego inexistente de Kanouté, que recibió un pase de la muerta de Cigarini, para marcar a puerta vacía. El Sevilla no estaba como para que le privaran de sus pocas opciones de igualar el choque. Manzano movía fichas porque veía que su rival había bajado la guardia. Negredo y Capel entraban en el campo para buscar el empate. Y funcionó, la imagen sevillista ganó enteros y dio sensaciones de que podía empatar el encuentro.

Por su parte, Garrido no lo veía claro y daba entrada a Borja Valero para recuperar el balón. Kanouté tuvo un remate de cabeza que atajó Diego López en la base del palo. Estaba cerca el empate del Sevilla, ante un Villarreal descaradamente agarrado al contragolpe. El cancerbero del submarino amarillo sacó una mano a Fernando Navarro cuando se cantaba el empate. Undiano seguía con su pésima actuación de esta noche privándole de otra ocasión clara a Negredo por un fuera de juego que tampoco era. A perro flaco todo son pulgas, ante un Sevilla que merecía el empate claramente.

Lo intentó hasta el final el equipo de Manzano, pero no tuvo suerte en sus incursiones hasta el minuto 93 en el que se alargó el encuentro. Derrota sevillista dolorosa por cómo se ha producido, no por los méritos contraídos, que aleja a la entidad de Nervión a ocho puntos de la Champions y a diez de su rival de esta noche.