«Tenía un pitbull que era igual que Gary Medel…»

Por  7:00 h.

Rodrigo Paillaqueo juega en la Segunda división chilena, pero tiene en su «currículum» ser el autor del pseudónimo con el que se conoce al futbolista del Sevilla.
—Por fin le encuentro. ¿Dónde se encontraba?
—Es que ahora no estoy en el fútbol de élite. Juego en la segunda división chilena, en uno de los clubes más antiguos de mi país, el Magallanes. Y por eso igual no ha sido fácil localizarme. Cuénteme.
—¿Le llamo para saber cuándo y cómo se le ocurrió ponerle a Medel el sobrenombre de Pitbull?
—Sí, se ha hecho famoso el nombre… En el Mundial fue cuando lo de Pitbull empezó a sonar en todos lados. Yo conocía a Gary desde chico porque nos enfrentábamos constantemente en partidos de categorías inferiores. Él jugaba en el Universidad Católica y yo en el Colo Colo, pero lo de Pitbull fue a partir de la selección sub 20, en la que coincidimos. Comenzamos a entrenar y lo veía correr de un lado para otro. No paraba. Y fue en un partido, no recuerdo cuál, cuando lo vi perfectamente ir de un jugador a otro. Lo veía en un lado y al instante estaba en el otro.
—Continúe.
—En aquel momento yo tenía un pitbull y me recordó… Mi perro se llamaba Cora y era idéntico a Gary (se ríe). Cuando estaba en mi casa mi pitbull se venía corriendo hacía mí y se me aparecía Gary. ¡Es que hasta en la cara se parece! Se lo dije a Medel: ¿Sabes que tengo un pitbull que es igual que tú? Se rió. Y a partir de ahí los compañeros también lo empezaron a llamar así. Luego fue la prensa, que también se enteró, y, por último, lo del Mundial. Es que una cosa es verlo en persona, tranquilo, y otra bien distinta es apreciarlo en un campo. Es aguerrido, tiene mucha fuerza, no para durante todo el partido. Hasta que el árbitro no pite el final está corriendo. Y un jugador de esos no es importante, es fundamental en cualquier equipo. En la selección chilena, por ponerle un ejemplo, hay tanta confianza en él y en sus continuas ganas que cuando falla un lateral puede jugar él ahí, o cuando no está el central pues más de lo mismo. Yo siempre lo he dicho: ponme un Gary en mi equipo.
—¿Seguirá creciendo Medel?
—No tengo ninguna duda. Él no es el mismo de hace unos años. Su temperamento le obliga a ello. No sabe perder. Y eso siempre lo ha transmitido. Te contagia. Yo lo sigo desde Chile y veo que incluso ha mejorado en el remate de cabeza. Es chiquito, pero va aprendiendo de todo. Le deseo lo mejor.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @Orgullo_Nervion: Los compañeros @MontesdeOcaFran y @Jaime_Parejo, desde el Hotel Los Lebreros, informarán de todo lo que ocurra a la ll… - 24 horas ago