El Sevilla, con dos goles de Bertoni, derrotó a la Real Sociedad el 11 de mayo de 1980, una derrota que provocó que el cuadro donostiarra perdiera LaLiga
El Sevilla, con dos goles de Bertoni, derrotó a la Real Sociedad el 11 de mayo de 1980, una derrota que provocó que el cuadro donostiarra perdiera LaLiga

Sevilla FC: Plusmarcas que acabaron en el Sánchez-Pizjuán

Antes de cortar la racha del Madrid de Zidane de 40 encuentros sin perder, el Sevilla ya hizo lo propio con la Real Sociedad en mayo de 1980: 38 partidos; la Real perdió LaLiga

Por  3:50 h.

El destino, llámesele así; o quizás el azar, tal vez la casualidad, siempre imprevisible y acaso voluble, ha querido en estas dos últimas jornadas de Liga atar con un hilo invisible los nombres de Sevilla FC, Real Sociedad y Real Madrid para resarcir cuentas con la historia liguera. Llegaban los sevillistas de vencer por 0-4 a la Real en Anoeta y debían enfrentarse sin solución de continuidad al Real en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, tanto en la Copa del Rey como en la Liga. Y venía el Real Madrid hasta Nervión con la vitola de haber igualado la plusmarca española alcanzada por el Barcelona, bajo la dirección de Luis Enrique, de 39 partidos invicto entre distintas competiciones (Liga, Copa del Rey, Liga de Campeones, Supercopa de España).

En el partido de la Copa del Rey, con el marcador reflejando 3-2 para el Sevilla, a quien le era insuficiente para clasificarse, todo apuntaba a que la racha madridista quedaría hecha añicos, pero el gol postrero de Benzema, que supuso el empate a tres cuando ya apenas quedaban segundos por disputar, convirtió al Real Madrid en el nuevo plusmarquista español en partidos sin perder, 40, en diferentes torneos. Hace casi 40 años, 11 de mayo de 1980, la Real Sociedad también llegó a Nervión presentando unas increíbles credenciales como equipo invicto: 38 partidos de Liga, repartidos entre las temporadas 1978-79 y 1979-80, con el plus añadido de que únicamente le faltaba un punto para alzarse con el título de campeón, que habría sido el primero en su palmarés. En 1981 y 1982 lo obtendría.

Era la Real Sociedad, entrenada por el ya fallecido Alberto Ormaechea y con media selección española -Arconada, Zamora, Perico Alonso, padre de Xabi Alonso; López Ufarte…- en sus filas, que logró mantenerse invicta en la Liga española desde el 22 de abril de 1979 hasta el 11 de mayo de 1980, más de un año. Desde Santander, viejo campo del Sardinero, donde perdió frente al Racing por 1-0 a falta de siete jornadas para terminar el torneo, hasta Sevilla, el nuevo Nervión, donde cayó por 2-1 ante el Sevilla. De una fecha a otra, 22 encuentros ganados y 16 empatados. Ningún otro equipo ha logrado semejantes números en el fútbol español hasta ahora solamente en partidos de Liga.

La Real Sociedad compitió en esa temporada de tú a tú con el Real Madrid por el título de campeón. En la penúltima jornada, la Real visitó al Sevilla, y el Real, a Las Palmas. Si los easonenses empataban tan sólo, título para ellos. El Madrid primó a los jugadores del Sevilla. Se habló de 4,5 millones de pesetas para repartir. También de cinco. La información no fue nunca desmentida y muchos años después, ya con la responsabilidad fiscal prescrita, fue reconocida por los futbolistas. Marcó Bertoni para el Sevilla en el minuto 30; empató Zamora en el 65, lo que daba el título a la Real, pero de nuevo Bertoni, y con el Sevilla con nueve por expulsiones de Blanco y Juan Carlos, logró batir a Arconada en el minuto 83. El Real Madrid, mientras tanto, venció en Las Palmas por 1-2, con lo que sumaba 51 puntos por 50 la Real. El empate a puntos, merced al «goal average», favorecía a los vascos. En la última jornada, ambos equipos ganaron: Real Madrid, 3; Ath. Bilbao, 1. Real Sociedad, 2; Atlético de Madrid, 0. El título se iba para la Castellana.

Treinta y siete años después, la plusmarca del Real Madrid con Zidane se ha establecido entre varias competiciones -Liga, Liga de Campeones, Copa, Mundialito, Supercopa de Europa- desde el 6 de abril de 2016, cuando perdió frente al Wolfsburgo por 2-0 en Alemania, en partido de «Champions», y el 15 de enero de 2017, tras caer en el Sánchez-Pizjuán por 2-1 frente al Sevilla, en LaLiga. Cuarenta partidos invicto: 30 ganados, diez empatados. Nervión tuvo que ser… donde llegara la derrota.