Quique Flores calienta el partido atacando a Manzano

Por  16:39 h.

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, afirmó hoy que desea que "le vaya bien" a Gregorio Manzano en el Sevilla, aunque también que deje de hablar de lo que tienen que hacer otros equipos y otros técnicos, algo que calificó como "poco ético", y "que entrene al suyo". "Manzano ha demostrado que es un buen entrenador y me alegro que sea así. Lo que no nos aseguramos demasiado es que mientras entrene a otro equipo vaya a dejar de decir lo que tienen que hacer los demás entrenadores, que lo hace muy normalmente, pero, en cualquier caso, le deseo lo mejor", explicó Quique en rueda de prensa.

Y continuó: "Yo entiendo que cuando uno está entrenando se fije en su equipo y se fije menos en los demás para hacer comentarios públicos. Yo, en particular, sí me sentí bastante dolido como entrenador cuando el año pasado fuimos a jugar al Bernabéu y me lo encontré por la noche (a Manzano) dando clases teóricas de lo que tenía que hacer el equipo en el Bernabéu". "Cuando estás sin trabajo, entiendo que te tengas que intentar mostrar en cualquier lado, pero, cuando estás en una situación en la que estás entrenando también, me parece poco ético. Como hace poco también dijo lo que tenía que hacer Mourinho, por eso digo que entrena pero que ni entrenando ni no entrenando nos aseguramos que nos deje de decir lo que tienen que hacer el resto de entrenadores". "Le deseo que le vaya muy bien, pero también le deseo que deje de participar en todos los equipos y que entrene al suyo, que es muy importante", prosiguió.

Quique, ya centrado en el partido, destacó que el Sevilla está ahora mismo "en un cambio de dinámica". "Eso hace que nosotros tengamos muy claro que si queremos ganar tenemos que hacer las cosas muy bien. La afición va a estar muy encima del equipo como siempre, van a apretar, los jugadores van a querer demostrar a su entrenador que quieren ser titulares, cambiar esa dinámica…", valoró.

"Va a ser un partido de muchísima intensidad, además de ser un rival muy directo para todos los objetivos. Por lo tanto, entiendo que o lo hacemos muy bien o será muy complicado, pero también confío mucho en que lo podamos hacer bien", continuó el entrenador del Atlético, cuyo último choque ante el Sevilla fue la final de la Copa del Rey perdida la pasada temporada en el Camp Nou (2-0). "Nuestra revancha es cada partido, es la mentalidad de la temporada pasada de estar en una buena dinámica, ilusionante, de puntos, de estar entre nuestros objetivos y nosotros, dentro de eso, estamos en otras búsquedas también que nos preocupan de nuestro equipo y que buscamos cambiar", repasó.

"Nosotros, ahora mismo, estamos bien en Liga, en el grupo de cabeza, pero no nos conformamos con eso. Nos importa mucho el cómo. Queremos dejar de ser ese equipo que históricamente corre para partirse y, ya que somos en todos los partidos un bloque, hay una parte que no es siempre correr, que es pensar y jugar, lo que hicimos el otro día en el segundo tiempo ante el Leverkusen", dijo.

En ese encuentro, Quique sustituyó en el descanso al uruguayo Diego Forlán. "Es un activo, activísimo del club y viene de un Mundial en el que ha hecho un esfuerzo mundial. Tenemos que intentar tocar todas la teclas posibles de Forlán para encontrarnos el mejor Diego posible en cada momento, a veces es con más minutos y a veces es con menos, pero siempre muy importante para el equipo", aseguró.

Redacción

Redacción