Rakitic baja del helicóptero con el trofeo junto a José Castro
Rakitic baja del helicóptero con el trofeo junto a José Castro

Rakitic: “Cuando me retire quiero ser costalero en la Semana Santa de Sevilla”

"Lo que siento por Sevilla no es agradecimiento, es que yo me veo el resto de mi vida allí, es mi casa"

Por  10:25 h.

Interesante entrevista la que ha concedido el exsevillista y actual jugador del FC Barcelona Ivan Rakitic a ABC a horas de que su equipo dispute la Supercopa de España ante el Real Madrid. El croata aparca la tensión para mantener una amena charla y desvelar sus sentimientos más personales. Casado con una sevillana, Rakitic deja claro sus fuertes vínculos con la ciudad hispalense y con su ex equipo, el Sevilla FC. Comienza narrando su llegada a Sevilla: “Si alguien me lo hubiera dicho antes de firmar aquel contrato con el Sevilla le hubiera dicho que estaba loco. Llegué sin hablar una palabra de español, sin saber casi nada del club -dónde estaba en el mapa y poco más-, pero desde el primer día sentí una atracción especial por la ciudad y el equipo. Estoy muy agradecido a toda la gente del club, a Monchi, a Del Nido y a Manzano, que me recibieron con los brazos abiertos; tuve además la suerte de conocer a mi mujer, con una familia espectacular que me abrieron las puertas de su casa y me enseñaron todos los valores que hay en España, en Andalucía y en especial en Sevilla. Con mi suegro me aficioné hasta a la Semana Santa…”, explica el croata.

Cuestionado por esta última afición, añade entre risas que “al principio fue un poco raro. El primer año no sabía lo que era y me metí en un lío bastante grande con el coche, porque me cortaron las calles por todos los lados y no sabía cómo salir… Después, aprendí a disfrutarla como ellos. Es emocionante la pasión con la que lo viven. Es lo más grande. También en Croacia es bastante importante la religión, pero vivirlo en Sevilla es especial. Poder compartirlo con todos ellos es muy bonito y toda la gente que me visitó desde Suiza o Croacia en ese tiempo me decía lo mismo. Me encanta la Semana Santa y cuando me retire ya le he dicho a mi suegro que quiero salir con él de costalero en un paso. Es lo más grande que hay”.

Rakitic también analiza las diferencias entre Barcelona y Sevilla: “No tienen nada que ver. Barcelona es una ciudad mundial. Aquí hay muchas culturas, mucha gente de todo el mundo y, en ese sentido, es más abierta. Aquí conoces gente de cualquier lado del mundo. En Sevilla eso es un poco más complicado. Seguimos en España, pero no tiene nada que ver. Aquí lo pasamos muy bien, porque hay muchas cosas para hacer con las niñas y en el club nos han ayudado muchísimo desde el primer día. Claro que echo de menos Sevilla, pero estamos aquí muy felices”.

Por último, Rakitic explica cómo fue su salida del Sevilla FC: “Entiendo que cada jugador pueda tener su idea o planteamiento. El mío fue llamar a Monchi y decirle que solo saldría si el club estaba de acuerdo. Si todos nos beneficiábamos de la operación y el día de mañana podíamos mirarnos a la cara. Si eso no era así, prefería renovar y quedarme en Sevilla. Le dije que nunca le iba a presionar. Que me gustaría salir, porque era un reto nuevo, un paso más en mi carrera, pero solo si era de la mejor manera posible. Lo que siento por esa ciudad no es agradecimiento, es que yo me veo el resto de mi vida allí. Si me pregunta dónde voy a ir el día de mañana, le diré que mi casa está en Sevilla con todos los respetos para mi familia en Suiza o en Croacia. Yo veo mi casa ahí. Cuando cuelgue las botas, pediré el pasaporte español y viviré allí con mis hijas y mi mujer. Por eso era tan importante para mí salir bien del Sevilla”, concluyó.

Redacción

Redacción