Ramón Tejada: «En tiempo de crisis hay que apostar más por la cantera»

Por  19:44 h.

Acaba la temporada y es tiempo para reflexionar y no sólo en el primer equipo, sino en todos los escalafones inferiores del club. Si bien la primera plantilla lo ocupa casi todo en el club, en el Sevilla la presencia de los futbolistas formados en la carretera de Utrera cada vez es mayor. Fruto de ello es la profesionalización de una de las canteras más prolijas del fútbol español. El técnico del Sevilla Atlético, Ramón Tejada, reflexiona sobre cómo le ha ido la temporada recién concluida, en la que acabó décimo con 55 puntos. 

 

«El balance ha sido muy positivo, hemos cumplido el objetivo que nos marcamos cuando se planificó esta temporada. Hemos logrado promocionar algunos futbolistas al primer equipo, nos hemos movido en una zona tranquila de la clasificación, manteniendo una línea muy regular, y hemos logrado además el objetivo de no bajar de categoría», responde Tejada, técnico del filial desde mediados de la campaña 2009-2010.
 
 
Nacido en Antequera en 1973, Ramón Tejada llegó al banquillo del filial para sustituir a Diego Rodríguez. Desde entonces, ha crecido a la par que sus futbolistas. Sabedor de que la formación «es la clave del éxito», el entrenador del Sevilla Atlético es consciente de que el fútbol se tiene que amoldar a la actual situación financiera que afecta también al fútbol. «En tiempo de crisis, hay que apostar más por la cantera. Cada vez más, los entrenadores tendrán que aceptar las premisas del club porque la crisis afecta a todos».
 
 
Pero no solo de canteranos se forma un filial. El grueso de una plantilla está formada por la gente que ha ido creciendo futbolísticamente en los escalafones inferiores, pero también hay un hueco para la llegada de jugadores, incluso de otros países, como es el caso del japonés Hiroshi —que acabó como máximo goleador del Grupo IV de Segunda B— o como puede ser el caso del chileno Bryan Rabello, atado por el Sevilla para las próximas temporadas y que, hasta que se adapte al fútbol español, alternará el primer equipo con el filial. «Los clubes tienen que arriesgar con tres o cuatro futbolistas y amarrarlos lo antes posible. No te puedes equivocar, pero es así y así lo están haciendo cada vez más los clubes de fútbol».
 
 
Sobre la llegada en concreto de Rabello, Tejada es consciente de que lo tendrá a sus órdenes cuando aterrice en la capital andaluza una vez finalizada su vinculación con el Colo Colo chileno. «El filial no solo debe estar para formar a los de la casa; también para acomodar a las perlas. Ya tuvimos el caso el año pasado de Hiroshi. El club sabe que si hay algo interesante que llame la atención, el filial estará de trampolín hacia el primer equipo».
 
 
La próxima semana, Ramón Tejada tiene previsto reunirse con la dirección deportiva y la secretaría técnica del club para conocer con qué futbolistas empieza la nueva campaña o con cuáles de ellos se deja de contar. «La próxima semana nos reuniremos con la secretaría técnica y la dirección deportiva para empezar a planificar la temporada, pero lo que vamos a hacer es reducir la edad del filial, por lo que llegarán muchos juveniles y del Sevilla C. Este año tendremos jóvenes nacidos entre los años 1992 y 1995». 
 
 
Uno de ellos no estará. Se trata de Deivid, y sobre su marcha Tejada comenta: «Es un futbolista muy buena gente al que le deseo lo mejor, pero ha sido una decisión de la dirección deportiva». «Algunos futbolistas  acaban contrato y se van porque no nos interesa tener jugadores mayores en el filial; otros los promocionamos de los categorías inferiores y poco a poco vamos formando la plantilla. Me gusta tener una nómina de 30 ó 32 futbolistas para empezar porque así la competencia es mayor», señala el técnico. 
 
 
Campeón de Liga con el División de Honor de Juveniles entre los años 2007-2009, Tejada suma además a su palmarés la Copa del Rey y el subcampeonato de la Liga de Campeones. Y cuando se le habla de objetivos, lo tiene muy claro: «Nuestra meta es mantenernos en la categoría; no empezamos luchando por entrar en la fase de ascenso, por lo que así comenzamos presionando menos a los futbolistas, con objetivos menos ambiciosos, porque cada vez trabajamos con gente más joven».
 
 
En cuanto a su futuro profesional, Ramón Tejada asegura: «Me veo fuera del Sevilla. Aunque estos son mis colores, mi familia tiene que comer. Creo que estoy preparado y me voy reciclando constantemente para formarme mejor. La clave está en la adaptación».