El recurso de Nervión

Por  0:30 h.

No es nuevo para el Sevilla, pero por sus últimos «movimientos» sí que habría que catalogarlo como un hombre importante en el devenir de la entidad, capaz de representar al club de Nervión en materia jurídica en hasta cuatro casos. El nombre de Juan de Dios Crespo, 50 años y natural de Valencia, ha salido publicado en los medios de Sevilla en multitud de ocasiones, pero poco o nada se sabe de él. ABC compartió media hora para conocer quién está detrás del «recurso» de Nervión. «Creo que he trabajado con todos los clubes de la Primera división, excepto el Barcelona y el Athletic. Con el Sevilla tengo una buena experiencia. Comencé a colaborar cuando llegó José María del Nido a la presidencia y ahora participo en hasta cuatro procesos». Ellos son: «caso Luis Fabiano» —el 6 de diciembre está citado el Sevilla en Londres tras la demanda del grupo RIO—, «caso Keita» —a la espera de conocer cuál es la decisión del Tribunal de Arbitraje del Deporte, TAS— «caso De Sanctis» —en unas semanas tendrá que acudir al TAS para declarar— y «caso Edel Apoula» —se están recopilando documentos para ver si vale la pena recurrir al TAS—. «Con Keita estamos esperando que en apenas unos días pueda haber novedades, y con el asunto de De Sanctis tendremos que viajar a Suiza el próximo mes para dar nuestra opinión al respecto. Las dos partes, el Udinese y nosotros, hemos recurrido la sentencia de la UEFA. Sobre Luis Fabiano le diré que estamos preparando la comparecencia en un juzgado de Londres el 6 de diciembre, aunque debo añadir que estamos satisfechos por cómo se están dando los acontecimientos, mientras que en referencia al portero del París Saint-Germain lo que puedo comentarle es que estamos recopilando documentos antes de decidir si acudimos al TAS», señaló el abogado.

Juan de Dios Crespo encuentra tiempo en el tiempo. «¿Que cómo puedo llevar los cuatro casos? Tengo un equipo muy bueno, con ocho personas, y nos vamos organizando. El problema son los viajes, pues tengo que estar en muchos sitios a lo largo de un año. Por ponerle un ejemplo, el año pasado cogí 140 vuelos. Lo más importante es la pasión. Le dedico muchas horas, de diez a doce al día, e incluso trabajo algunos fines de semana». El propio abogado se encarga de recordar que ya fue el letrado del Sevilla en el «caso Juande Ramos», tras la marcha del manchego al Tottenham, y en asuntos como el de la defensa que le hizo a Navas ante la UEFA en 2006, tras una acción con Keita en un partido ante el Lille.

Empezó en 1993

«Cuando terminé la carrera me especialicé en derecho internacional, pero empecé a probar con el deportivo y me gustó. Yo era juez de competición de la Federación Valenciana de Fútbol Sala y por ahí entré. Mi primer caso fue en 1993, cuando representé al Valencia en el fichaje de Romario. Era por un problema en el contrato, pues el Barcelona dijo que había unas cláusulas que debían tenerse en cuenta», recuerda.

Ahora, y tras publicar hace unos meses un libro con sus conocimientos y experiencias, Comentarios al Reglamento FIFA>, el abogado espera seguir en la órbita de la mayoría de los clubes no sólo de España sino del resto de Europa. Aunque un club le dé hasta cuatro casos. «Es un orgullo que el Sevilla piense en mí».