Al final, Renato puede con todo

Por  0:30 h.

Renato, corriendo junto a ChevantónLa búsqueda de mediocentros, ya sean de contención o de corte más creativo, es piedra angular de las planificaciones del Sevilla temporada tras temporada. Y así como la pérdida de músculo y vigorosidad física tras la marcha de Keita hace tres veranos llevó a la dirección deportiva a la contratación de Romaric, primero, y de Zokora después, sucede que desde la salida de Maresca se ha quedado la plantilla sevillista sin acopio de argumentos para la generación del juego. A la espera de que Romaric dé ese ansiado paso adelante que tanto viene proclamando tras diluirse en la temporada anterior, es Renato, seis años le contemplan ya en la entidad de Nervión, quien ha ejercido ese rol con más regularidad en los dos últimos ejercicios. Esa ubicación requiere talento y visión de juego para dar el último pase, cualidades que atesora el ex jugador del Santos. Aunque fue imprescindible este último curso ante la prolongada ausencia de Romaric, ocurre que se cargó de partidos y al final terminó, como muchos otros, sin fuelle.

Renovado hasta 2014, es el jugador que más tiempo lleva en la plantilla junto a Navas, tiene a tiro el récord del paraguayo Achúcarro (el extranjero que por ahora más encuentros oficiales ha vestido la elástica nervionense) y por encima de todo puede esgrimir como gran argumento su atestada hoja de servicios. Porque Renato siempre termina jugando, y mucho además. La competencia no puede con él. El año pasado fue elemento esencial (formó hasta en 21 ocasiones del total de 54 encuentros pareja con Zokora en el eje) al punto de que, sumadas Liga, Copa del Rey y Champions, disputó nueve partidos más que el marfileño (46 por 37). Y en las anteriores temporadas, si el cómputo se restringe a los choques ligueros, más de lo mismo: en la 08-09 sólo fue superado por Romaric (36 a 32); en la 07-08 fue, esta vez sí, tercero en discordia tras la dupla Keita-Poulsen (28 en total); en la 06-07 jugó tanto como el que más, Poulsen (ambos 33); en la 05-06 replicó, con 21 partidos, al dúo Maresca-Martí (65 entre ambos); y en la 04-05 conformó tándem habitual con el mallorquín (33 encuentros). Un fijo.

Artículo publicado en ABC de Sevilla