Rodri: “Espero que haya más goles importantes como éste en mi carrera”

Por  0:30 h.

Rodri celebra el gol quitándose la camisetaRodrigo Ríos Lozano nunca olvidará ya la fecha del 15 de mayo de 2010, en la que un gol suyo en el alargue del Almería-Sevilla le dio a su equipo la clasificación para la fase previa de la Liga de Campeones. Ayer habló de su «noche mágica» para ABC.

—¿Con el paso de las horas sabe mejor el gol que le dio al Sevilla la cuarta plaza?

—Ya voy siendo consciente un poquito más de la importancia del gol y la verdad es que va sabiendo mejor aún. Ahora lo que espero es que haya más goles importantes en mi carrera como el de ayer.

—¿Qué es lo que más le ha calado de lo que le han dicho tras su decisiva actuación en Almería?

—Los compañeros me han dicho que disfrute del momento, que aproveche y que siga trabajando fuerte para que sigan contando conmigo.

—Y el presidente y Monchi, ¿le dijeron algo especial?

—No, me felicitaron en el vestuario, pero no me dijeron nada más.

—¿Es consciente de que ha hecho felices a muchos aficionados y del alivio económico que le ha supuesto al club su gol en el descuento?

—Sí, porque la Liga ha sido muy difícil y al final se complicó la clasificación para la Champions, pero todo ha salido como esperábamos y para mí es una alegría añadida que fuera yo el que consiguiera el gol que daba la clasificación para la Champions.

—Supongo que ha tenido ya la oportunidad de ver su gol repetido, en el que saca un remate más propio de un karateca que de un jugador de fútbol…

—Ahora mismo lo estoy viendo en casa con unos amigos. Fue un remate un poco acrobático, pero al final lo que cuenta es que entró y que le dio la victoria al equipo.

—¿Qué opina de la actitud de los jugadores del Almería, después de todo lo que se venía comentando a lo largo de la semana?

—Nosotros sabíamos que iba a ser un partido complicado, pues aunque ellos no se jugaban nada iban a buscar los tres puntos para despedir la temporada con un triunfo ante su afición. La cosa se complicó mucho, pero al final se logró el objetivo, que es lo que importa.

—¿Cómo vivió desde el banquillo esa tensión del partido y el momento de saltar a calentar y después al terreno de juego?

—Con mucha tensión. Yo estaba sentado en el banquillo y hasta que Luis Fabiano no dijo que tenía molestias en el calentamiento no salí a calentar. Ya iba a entrar antes de la expulsión de Negredo, pero después de ésta tuve que esperar un ratito más hasta que el míster me dio la oportunidad y al final salió todo bien.

—Ya hizo la pretemporada con el primer equipo el verano anterior con Jiménez, supongo que ahora espera repetir.

—Sí, espero tener la oportunidad de repetir después de este gol y de que las cosas me hayan salido bien con el Sevilla Atlético. Intentaré hacerme con un hueco en el primer equipo.

—En una semana parece que han cambiado mucho las cosas para Rodri, pues ha estrenado su cuenta goleadora con el primer equipo con un tanto importantísimo y ahora se le abren muchas opciones de jugar incluso en la final de Copa dada la expulsión de Negredo y las molestias que arrastra Luis Fabiano…

—Es verdad que la situación mía es casi inmejorable debido a la desgracia de Negredo, una pena por él pero no hay mal que por bien no venga y eso hace que tenga muchas posibilidades de ser convocado y si encima «Luisfa» tiene problemas… Si el míster me vuelve a dar minutos ante el Atlético, los intentaré aprovechar.

—Hablando de Negredo, ¿le dijo algo al final del partido cuando se le abrazó?

—Él me felicitó por el gol, yo le di las gracias y él me las dio a mí y nada más. Felices los dos.

—¿A quién le dedicó el gol principalmente?

—A mis padres, lo dije y fue a los primeros que llamé, y también a mis dos hermanos. La familia es importante porque siempre está ahí apoyándote.

—Hay que destacar que en un partido de tanta relevancia cobrara tanto protagonismo la cantera, pues aparte de jugadores ya consagrados como Navas o Capel, debutó Luna, que tuvo una solvente actuación…

—A Luna no se le puede pedir más, creo que lo hizo muy bien, jugó los noventa minutos y aguantó con un golpe; y luego a mí también me salieron bien las cosas en los que tuve.

—¿Cuál es su jugador referente tanto en el Sevilla como fuera de él?

—Los delanteros del Sevilla tienen los tres mucha calidad. Son todos diferentes a mí porque son más altos, pero siempre se aprende de uno y de otro y trato de aprender cositas de todos. De fuera los delanteros que más me gustan son Eto’o, que me gusta un montón, y Villa.

—Y ahora, ¿cuál es su próximo reto futbolístico?

—Pues seguir trabajando y tratar de hacerme con un hueco en la primera plantilla. Esto nunca acaba porque siempre puedes aprender un poco más cada día. Mientras más trabajes, más premios te llegan.