Romaric: “Le he dicho a Monchi que no quiero irme”

Por  0:30 h.

Koffi Ndri Romaric quiere seguir en el Sevilla. Así de claro. Es más, no piensa en otra cosa y se lo ha hecho llegar al director deportivo, Monchi, en una conversación que este periódico ha podido conocer y en la que el internacional de Costa de Marfil le transmitió su deseo de ser mucho más partícipe la próxima temporada en el juego del equipo de Álvarez. Así las cosas, y a pesar de la mala temporada realizada, en la que sólo ha llegado a jugar cuatro partidos como titular, colocándose a priori como uno de los futbolistas catalogados como transferibles, el mediocentro zanja con estas declaraciones cualquier conato de la dirección deportiva por buscarle equipo.

El propio jugador confirmó a ABC desde Suiza unas horas antes de coger un vuelo con destino a África que había mantenido tal comunicación con Monchi y que llegó a explicarle al de San Fernando las causas por las que deseaba continuar, que no quería escuchar posibles ofertas y, lo que es más importante y definitivo, que sólo se iría si el Sevilla lo invitara a salir. Dicho de otro modo, que el club de Nervión no contara con él y lo quisiese colocar en el mercado, cosa poco probable por el riesgo que supone tras haber pagado ocho millones de euros y tener muy pocas posibilidades de sacar una rentabilidad interesante con el deseo del jugador de no marcharse.

«Monchi me llamó para preguntarme qué pensaba del año y qué esperaba del siguiente, para conocer cuál era mi idea. Yo se lo dije de una forma muy clara: quiero seguir en el Sevilla. No tengo ninguna duda. Mantengo una buena relación con él y le comenté las razones. ¿Cuáles? Creo que puedo mejorar mi nivel y el Sevilla es un gran club en Europa. Ha sido una temporada muy complicada, eso no puedo negarlo, pero no voy a bajar los brazos», explicó el futbolista.

Mejor actitud

Además de las pocas participaciones que ha tenido en la pasada campaña, el de Costa de Marfil ha sido señalado por protagonizar supuestos actos de indisciplina, lo que, sin duda, no ha gustado nada en la planta noble del Sánchez-Pizjuán. De hecho, se le ha insistido en la importancia de tener una mejor actitud para salir beneficiadas todas las partes. No se duda de su calidad y se entiende que su nivel de juego debe ir en aumento, pero siempre con el saber estar del centrocampista internacional.

«Yo sé que puedo dar más de mí. Eso no hace falta que nadie me lo diga. En la primera temporada jugué casi todos los partidos, mientras que en esta me he perdido un montón. Soy un futbolista que necesita jugar bastantes encuentros seguidos para no perder el ritmo. Todo será distinto el próximo año», señaló el mediocentro. En el Mundial, y según sus propias palabras, parece que contará con minutos. «Estoy muy bien, con muchas ganas, deseando hacer un buen torneo. Espero que los aficionados del Sevilla me puedan seguir», subrayó Romaric.

La realidad es que en el equipo blanco sus apariciones han sido bastante contadas. En la Liga, como decíamos anteriormente, sólo jugó cuatro partidos de titular, con un total de 873 minutos disputados, una cifra muy inferior a la que tuvo en su primera campaña tras llegar del fútbol francés: 2.501 minutos.