Roque Mesa, en un entrenamiento con la Unión Deportiva Las Palmas (C7)
Roque Mesa, en un entrenamiento con la Unión Deportiva Las Palmas (C7)

Roque Mesa: «Me llegué a dormir una siesta como sevillista»

El futbolista que pretendió Monchi recuerda su verano convulso y apoya a Vitolo en su vuelta a Las Palmas: «El siente el club; no se merece que le piten»

Por  3:55 h.

Protagonista en Las Palmas esta semana tras su primera suplencia en la temporada (el lunes ante el Granada) y también en Sevilla por volver a verse con el que pudo ser su equipo (el domingo en el Estadio de Gran Canaria), Roque Mesa tuvo a bien departir ayer con ABC. «Ya le dije a Vitolo que esté tranquilo. Sé que le afectó bastante lo que se dijo de él tras el partido de la primera vuelta por lo del penalti. Pero ya está. No hay que volverse loco. Esto es fútbol y él defiende al Sevilla. Así se lo dije. Yo sé, porque lo conozco, que Vitolo siente a la Unión Deportiva Las Palmas. Dio mucho a este equipo».

—¿Entiende que le puedan pitar en su vuelta a Las Palmas?

—Yo no soy partidario de pitar a nadie y mucho menos si es de la tierra. Vitolo nunca faltó el respeto. Es un tema futbolístico y se acabó.

—¿Cuándo habló con él?

—Hace unos días.

—¿Tanto tiempo como en verano?

—No, no. Un poquito (se ríe). En verano lo que pasa es que él también me preguntaba por cómo estaba la situación con lo mío con el Sevilla.

—¿Y cómo estaba?

—Ya se sabe. Yo ya estaba fichado por el Sevilla. Pero es un tema que está atrás y ahora hay que pensar en el presente y futuro.

—¿Le afectó el pasado?

—Lo pasé muy mal. Es verdad. Si digo lo contrario estaría mintiendo. Piense que por la mañana me dijeron que estaba todo arreglado y que ya estaban cruzando los papeles; me fui a dormir una siesta siendo ya sevillista. Y cuando me desperté, al poco, todo cambió. Se lesionaron unos compañeros y mi club dijo que se rompía todo. Imagínese cómo fue ese momento. Lo pasé mal. Pero también por mi familia pues entendía que era una oportunidad increíble.

—¿Cómo lo superó?

—Al principio estaba mal. Intentaba no leer nada, que mi gente no me dijera nada. Y cuando ya empezó la competición, con el día a día, me vi otra vez muy fuerte. También mi forma de ser, alegre y siempre tratando de ser feliz, me ayudó a llevarlo mejor. Es un asunto del que se aprende y que sirve para entender que el fútbol también tiene este tipo de cosas.

—¿Es después de aquello el Sevilla su segundo equipo?

—¿Sabe una cosa? Antes de que el Sevilla se fijara en mi ya era un equipo que me caía simpático. Pero mucho antes le estoy hablando, ¿eh?. Ver lo que hacía con los grandes, y que fuera capaz sin tener tanta capacidad económica de conseguir títulos, me hizo seguirlo. De alguna manera se convirtió en el equipo de todos los que veíamos a los nuestros competir en Europa. Luego, cuando me llamó Monchi, pues ya podrá imaginarse lo que significó para mí.

—¿En qué sentido?

—¡Que te llame Monchi! Las estadísticas lo avalan. Mire cómo ficha y cómo vende. La rentabilidad que saca es increíble. Fue un orgullo que Monchi me llamara.

—¿Llegó a hablar con Sampaoli?

—No. Pero Monchi me dijo que el míster estaba al tanto e ilusionado con el fichaje.

—¿Llegó alguna oferta por usted en este mercado de invierno?

—Que yo sepa, no.

—¿Y a qué se debió su suplencia el lunes?

—Fue una decisión técnica. Yo estoy bien.

—¿Pero el entrenador, Quique Setién, le dijo algo?

—Sí, estuvimos hablando. Pero queda entre él y yo.

—Ya.

—Pero mire. Esto es bueno. Hay competencia en el equipo y esto quiere decir que no nos podemos relajar. Hay que sacar lo positivo. Nos queda una temporada muy bonita por delante. El lunes no pudimos ganar, pero queremos seguir creciendo.

—Me comentó Menotti hace unos días que dos de los equipos que más le estaba gustando ver eran la Unión Deportiva Las Palmas y el Sevilla.

—Es bonito que diga eso. Menotti sabe lo que dice, Y yo, pues coincido (se ríe).  Porque somos dos equipos que queremos el balón y que jugamos al ataque.

—¿Jugará usted el domingo?

—No lo sé. Es decisión del míster.

—¿Y el bigote seguirá?

—(Se ríe). Eso ya veremos. Yo creo que sí. Es una apuesta.

—¿Con quién?

—Con mi mujer. Le dije que me lo dejaba hasta que pudiera debutar con la selección española.

—Pues dígale a Vitolo que llame a Lopetegui…

—¿Se imagina?

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@Rubensinho_sfc Jajajjaja Yo también lo espero. Abrazo, Rubén. Buen viaje 👍🏼👍🏼 - 4 mins ago