Se equivocó, rectificó y avasalló

Por  21:00 h.

Gran remontada del Sevilla FC esta noche para lograr una victoria (3-1) con margen para la vuelta en el partido de ida de la Supercopa de España ante el FC Barcelona. Antonio Álvarez erró en el planteamiento de inicio y el Barça, con la plantilla suplente, le dominó desde el inicio y cerró la primera parte por delante en el marcador. Sin embargo, la entrada en el campo de Cigarini y Kanouté y la salida de los desafortunados Renato y Romaric, cambió por completo a los de Nervión, que le dieron la vuelta al choque para lograr una buena ventaja para poder lograr el título en el Camp Nou en una semana.

Sevilla FC 3 Barcelona 1
3 – Sevilla FC
Palop; Konko, Fazio, Escudé, Dabo; Navas, Zokora, Romaric (Cigarini, min. 45), Perotti; Renato (Kanouté, min. 63), Luis Fabiano (Negredo, min. 70).
1 – FC Barcelona
Miño; Alves, Sergi Gómez, Milito (Adriano, min. 80), Abidal; Jonathan (Thiago, min. 63), Romeu, Keita; Bojan, Maxwell e Ibrahimovic (Messi, min. 51).
Goles
0-1, min. 20, Ibrahimovic; 1-1, min. 62, Luis Fabiano; 2-1, min. 74, Kanouté; 3-1, min. 82, Kanouté.
Árbitro
Muñiz Fernández (C. Asturiano) amonestó a Zokora, Dabo y Cigarini, por el Sevilla FC; y a Alves, por el Barcelona.
Incidencias
Unos 40.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán, con unos 200 seguidores culés. Noche agradable y terreno de juego en buenas condiciones. Partido de ida de la Supercopa de España. Antes del comienzo del encuentro se le rindió un homenaje, con entrega de placa incluida, a Jesús Navas por proclamarse campeón del mundo este verano con la selección española..

Salió el Sevilla sorprendiendo a todos con el esquema dispuesto por Antonio Álvarez, con trivote en el medio campo y un solo delantero arriba. Sin embargo, no funcionó la idea del técnico marchenero desde el inicio. El Barça se adueñó el balón por completo y no dejó actuar al conjunto sevillista con ese esperado sello que se buscaba para esta campaña.

Bojan avisó al principio de partido, hasta que llegó el minuto 20. Maxwell pone un balón al corazón de área desde la banda izquierda para que Ibrahimovic se adelante a Fazio y meta la puntera para superar a Palop. Mazazo y partido como le gusta a Guardiola, tarea complicada restaba para el Sevilla.

El Sevilla deambulaba por el campo, porque ni tenía balón ni intensidad para recuperarlo. Navas era el que único lo intentaba sin mucha suerte. En los últimos minutos si se rehizo un poco el once sevillista, que dispuso más del balón y algún acercamiento con peligro al área azulgrana, pero debían cambiar cosas tras el descanso, en el que entraría Cigarini.

Cambios revolucionarios

Espabiló el Sevilla en la reanudación, tanto que tuvo la más clara del encuentro en un remate de cabeza que desvió Miño. La entrada de Messi en el campo ponía más peligro aún en el ataque culé. Cigarini empezó a hacerse protagonista del balón y en un gran pase a Luis Fabiano, el brasileño empató el encuentro. Magnífico sello de presentación del italiano ante su grada.

El gol espoleó a los locales, que empezaron a dominar el partido. Álvarez dio entrada a Kanouté y Negredo, en lugar de un desaparecido Renato y un renqueante Luis Fabiano. Amos protagonizarían la jugada del segundo gol azulgrana. El madrileño se marchaba por banda derecha y ponía un balón perfecto con el exterior para que el malí la empujase al fondo de la red. Los cambios del entrenador sevillista fueron del todo acertados.

Pero el Sevilla quería más, tenía más hambre y no se conformaba con el 2-1, el Barça estaba tocado y había que noquearlo. Lo haría, de nuevo, Kanouté. Perotti puso un balón perfecto desde la banda izquierda para que el malí hiciese su segundo tanto de la noche. Palop intervino un par de veces antes del final del encuentro. La vuelta, aunque se sufrirá, estará de cara para el Sevilla.