A seguir creciendo tras bajar un peldaño

Por  10:57 h.

Sevilla FC: Del Nido en el palco del PizjuánPor primera vez durante el mandato de José María del Nido, el Sevilla de la próxima temporada no experimentará un crecimiento cuantitativo y cualitativo respecto al curso anterior. No lo hará en lo económico —se estima que el presupuesto será unos doce millones de euros inferior al de la campaña 2007-2008— y tampoco en lo deportivo, ya que a diferencia de lo ocurrido en el último ejercicio no competirá en Liga de Campeones, aunque sí lo hará en la Copa de la UEFA. Este evidente paso atrás tiene reflejo en el referido recorte presupuestario, pero no así en el precio de los abonos, que se mantienen con la consiguiente controversia entre los aficionados. Con casi todo por hacer en cuanto a altas y bajas —sólo se conoce la marcha de Keita y la llegada de Acosta— es difícil saber si habrá retroceso en el número de abonados —la crisis económica generalizada también puede dejarse notar—, aunque el colchón que supone disponer de lista de espera podría paliar esa hipotética disminución de socios.

La política de «vender para crecer» seguirá vigente este verano y ya tuvo su anticipo en enero con las salidas de Hinkel, Kerzhakov y la cesión de Martí. A los catorce millones que dejará en caja la anunciada marcha de Keita al F. C. Barcelona seguirá, salvo sorpresa, la suculenta cifra que aportará el traspaso de Daniel Alves, sea al equipo que sea, mientras está por ver si no se concretan otras salidas como las de Palop, Maresca, Poulsen o Capel, por los que también hay interés de diferentes equipos. La dirección deportiva, como hizo público el presidente el pasado miércoles, tenía previstos los fichajes de un lateral derecho, un izquierdo, un central, un mediocentro y un mediapunta que pudiese jugar también en ambas bandas. Esta última necesidad es la única que ha cubierto hasta la fecha con la llegada de la joven promesa argentina Lautaro Acosta, en la que va a invertir la mitad de lo que recaudará por Keita cuando éste haga efectiva su cláusula de rescisión o el acuerdo que la sustituya.

En cualquier caso el club tiene previsto en qué partidas reducirá su presupuesto. Gran parte de ese recorte lo sufrirá el Sevilla Atlético, que se verá rejuvenecido considerablemente para el próximo curso con la llegada de jugadores de la cantera. También hay ahorro sensible respecto a la campaña 2006-2007 en la partida de primas, pues sólo hay que consignar la del título de la Supercopa de España y es sensiblemente inferior la que premia la clasificación para la Copa de la UEFA en comparación a la que se establece por hacerlo para la Liga de Campeones. A ello hay que unir la nómina del primer entrenador, con rebaja sustancial dado el caché actual de Jiménez respecto al de Juande.

Redacción

Redacción