Sergio Ramos quemó sus opciones de ser bienvenido en Nervión

Su celebración tras el penalti le cierra las puertas de su reconciliación con la afición sevillista

Por  11:14 h.

Es la jugada de la que no se para de hablar en redes sociales, medios y tertulias de bar: con 3-1 en el marcador, Kranevitter comete un penalti sobre Casemiro y Sergio Ramos coge el balón para lanzarlo. Primeros pitos para él y algunos cánticos en su contra. El capitán del Real Madrid coge carrera y lanza, a lo Panenka, para hacer el 3-2. Ya el tipo de lanzamiento indicaba que quería lanzar un mensaje, pero su celebración posterior, mirando desafiante a la grada y señalándose el nombre en la camiseta, hicieron prender la mecha.

Sergio Ramos quiso aclarar con su perdón al resto del graderío que el reproche no iba contra ellos, pero era demasiado tarde. El estadio le afeó la conducta y le rindió una sonora pitada. Sus opciones de ser bien recibido en Nervión se acababan de esfumar. Y eso que el club, y una importante parte de la afición sevillista estaban trabajando para que Sergio Ramos no fuera recibido siempre con insultos, sino con los pitos normales que reciben cualquier jugador que viste la camiseta rival del equipo al que se mide el Sevilla FC. Unos pitos que duran los 90 minutos de encuentro, y que después, en el caso de ser sustituido, acaban con aplausos por su pasado.

Sergio Ramos besa el obsequio que le entregó el Sevilla FC como homenaje

Sergio Ramos besa el obsequio que le entregó el Sevilla FC como homenaje

Eso que ha ocurrido con gente como Rakitic o Alves no pasará con él. Sus formas de irse del club, supuestamente abonando la cláusula (que después reconocería Del Nido en una Junta de Accionistas que fue abonada en plazos) y forzando su marcha al Real Madrid, unido a las declaraciones que realizara Del Nido poniéndole a los pies de los caballos por sus formas, que fueron respondidas por el propio Ramos, crearon el caldo de cultivo para que nunca fuera bien recibido. Con el paso del tiempo las cosas se habían suavizado algo, sobre todo por sus declaraciones afirmándose siempre como sevillista, así como por el recuerdo que siempre ha tenido con Antonio Puerta en las celebraciones de los títulos que ha conquistado, además del reconocimiento que el Sevilla FC le brindó como campeón del mundo forjado en la carretera de Utrera.

Sergio Ramos homenajeó a Puerta en la Cibeles

Sergio Ramos homenajeó a Puerta en la Cibeles

Gol Norte, sin embargo, nunca le perdonó, y el futbolista, enrabietado, hizo ayer lo peor que pudo hacer para intentar calmar las aguas. Así que, difícilmente se podrá ver un buen recibimiento a Sergio Ramos en Nervión.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Papelón de Las Palmas... 0-5 y el Celta con diez - 15 horas ago