1-1: El Barça se escapa vivo

Por  0:09 h.

ImageEl Sevilla FC no ha logrado pasar del empate ante un FC Barcelona que ha exprimido al máximo las pocas ocasiones de gol que ha tenido. Los sevillistas han dispuesto de más y mejores ocasiones –remate al larguero de Chevantón incluido—y han jugado la mayor parte del encuentro en terreno azulgrana, pero el escaso acierto rematador arriba –se ha echado de menos a Kanouté— y el buen hacer de la zaga catalana –ha acabado con tres centrales y dos laterales—han evitado que los de Nervión se hayan llevado un botín mayor para encarar con más confianza el asalto a los cuartos de final de la Copa del Rey.

El francés Thierry Henry demostraba a los 24 minutos el porqué de su acreditada fama de megacrack al no perdonar ante De Sanctis, a quien batió por bajo tras una jugada al contragolpe que pilló al conjunto sevillista en pleno ataque. El tanto barcelonista no hizo demasiada mella en el juego de los de Nervión, que empataban al filo del descanso por medio de Diego Capel, uno de los más destacados y que cada partido muestra el gran estado de forma en que se encuentra.

Por otra parte, hay que mencionar la labor del árbitro, Daudén Ibáñez, a quien el conjunto culé puede agradecer el no haber terminado el partido con algún jugador menos –Puyol, Milito…– y algún penalti en contra de más. Tras el gol de Capel Chevantón entra en el área y es arrollado dentro del área con un plantillazo de Márquez que se queda sin castigo, Dani Alves es derribado por Milito al borde del área, toca la pelota con la mano desde el suelo y el trencilla señala la infracción del brasileño, o que Jesús Navas sea desestabilizado en el salto por Abidal y sea el palaciego el castigado por cartulina amarilla son demasiados errores siempre hacia el mismo lado.

Redacción

Redacción