Día de Reyes, de ilusión, de derbi

Por  13:22 h.

Sevilla FC: Un momento del derbi del año pasado disputado en NerviónQuiso el azar allá por el mes de agosto que el Sevilla-Betis quedara encuadrado en el fin de semana en que Sus Majestades de Oriente rendían visita a la capital hispalense para repartir regalos e ilusión por toda la ciudad. Hoy Melchor, Gaspar y Baltasar ya van de camino a sus castillos, pero en el corazón de todos los sevillanos aún se mantiene un poso de esperanza, el de que éste sea el derbi de la concordia, el de la paz.

Los últimos días de agosto, regados de lágrimas, penas y tristeza por la pérdida irreparable de la ‘zurda de diamantes’, propiciaron a su vez que dos enemigos irreconciliables se fundieran en un abrazo. En realidad, a todos debería darnos vergüenza que para que se haya llegado a este punto haya tenido que morir un ídolo, pero aunque ninguna consecuencia justifique aquella desgracia, al menos algo positivo quedó de aquellos terribles días de verano.

Hoy, los dos equipos de Sevilla se dan cita en la ‘Bombonera de Nervión’ por primera vez después de aquel hito. Los eternos rivales –que no enemigos—se enfrentan en un terreno de juego jaleados por miles de sus aficionados, un ambiente en el que no hace mucho se colaron muletazos nada toreros, intentos de agresión al portero bético, candelas romanas, prohibición de la entrada a aficionados visitantes, destrozos de una grada para culpar a esos aficionados y, como una cicatriz en el rostro de la ciudad, aquel botellazo animal.

Hoy, día de Reyes, es el momento de hacer borrón y cuenta nueva en las relaciones entre Sevilla y Betis. Todo lo que sea por separado no son más que gestos de cara a la galería, lo que de verdad cuenta es lo que hagan ambas entidades reunidas en un mismo estadio, donde deberían estar representados los dos equipos al completo.

Por último, lo que por desgracia en este caso debería haber sido lo primero: el partido. Como todo derbi –ya lo dijo ayer Jiménez—, habrá tensión, nervios, patadas, asistencias, espectáculo y goles de dos equipos que llegan con trayectorias bien distintas, aunque por raro que parezca los que están en puestos de descenso parecen arribar más motivados que los locales, mejor clasificados. Sin embargo, la experiencia dice que la posición en la tabla no importa en estos partidos, ni siquiera la calidad, sino un instante de garra, coraje y raza que decante la contienda. Un aspecto en el que seguro tendrá mucho que decir la grada, donde a 45.000 personas ya les está hirviendo la sangre roja…

Alineaciones probables:

SEVILLA FC: De Sanctis; Daniel Alves, Mosquera, Escudé, Drago; Poulsen, Keita, Jesús Navas y Adriano; Luis Fabiano y Kanouté.

REAL BETIS: Ricardo; Damiá, Juanito, Rivas, Melli; Arzu, Rivera, Mark González, Edu; Pavone y Sobis.

Redacción

Redacción