Se esfuma la primera opción para el central

Por  10:08 h.

Cada verano, el Sevilla marca en rojo a un futbolista como primera opción para un puesto en concreto. Este año, el club nervionense se quiere reforzar, sobre todo, en las posiciones de mediocampo hacia atrás. Y, para el puesto de central, los blanquirrojos se habían fijado como objetivo el fichaje de Cata Díaz, si bien es cierto que también hubo cierto interés por Carriço. A pesar de las declaraciones del presidente José María del Nido, en las que descartaba el fichaje, el acuerdo con el jugador estaba cerrado –tres temporadas a razón de 1,4 millones por cada una de ellas-, pero, finalmente, el argentino jugará la próxima campaña en el Atlético de Madrid.

No es la primera vez que el club nervionense ve como se tuercen las negociaciones por un jugador al que pretende como objetivo número uno y por el que se negocia durante varias semanas. Sin embargo, desde el club sevillista siempre señalan que la segunda opción, normalmente, es igual o mejor que la primera. Así, son varios los casos que se pueden recordar, no todos con el mismo resultado. Por ejemplo, futbolistas como Maresca y Keita llegaron a vestir la casaca sevillista después de que las negociaciones por Camel Meriem y Kevin Prince Boateng, respectivamente, no llegaran a buen puerto. En el otro lado de la balanza, está el fichaje frustrado de Valero, por el que llegaron los italianos Guarente y Cigarini.

Redacción

Redacción