Rakitic y Gameiro abrazan a Marin
Rakitic y Gameiro abrazan a Marin

Cita del Sevilla para creer en la cuarta plaza

El Celta, muy necesitado, siguiente prueba de un Sevilla que podría ponerse a tres puntos del Athletic

Por  4:02 h.
Celta de Vigo
0
Sevilla
0
Yoel; Hugo Mallo, Íñigo López, Aurtenetxe, Jonny; Fontás, Krohn-Dehli; Augusto Fernández, Rafinha, Nolito y Charles.
Javi Varas; Coke, Nico Pareja, Fazio, Fernando Navarro; M'Bia, Iborra; Jairo, Rakitic, Vitolo; y Gameiro.
Martínez Munuera (Comité valenciano)
Jornada número 31 de la Liga BBVA. Balaídos (18.00 horas) TV: C+L/GTV

El para muchos mejor jugador que ha tenido el Sevilla F.C. en su historia, Frederic Kanouté, se hubiera marchado a las pocas semanas de llegar a la ciudad hispalense. Su entonces entrenador, Juande Ramos, le pedía intensidad y bravura en los entrenamientos y el de Mali, desesperado, terminó derrumbándose. La situación se enquistó tanto que el delantero se reunió incluso con el director deportivo, Monchi, para hacerle ver la problemática. Y juntos decidieron esperar un tiempo prudencial para tratar de revertir la situación. Las victorias empezaron a llegar, el Sevilla F.C. comenzó a crecer en lo más alto y fue entonces cuando en el vestuario comenzaron a entender la idea de Kanouté: «Los mejores entrenamientos había que hacerlos en los partidos y los mejores descansos llegarían con las victorias». Nunca dijo esa frase. Pero así la entendían sus compañeros. Y así comenzó a gestarse la maquinaria sevillista, el mecanismo perfecto para iniciar el despegue hasta llegar a obtener seis títulos y ser nombrado por dos veces mejor equipo del mundo.

 

Con tres partidos por semana, el Sevilla F.C.  se acostumbró a ganar y a encontrar con la comunión afición-equipo el camino ideal para obtener éxito y el respeto de los aficionados del fútbol continental. Remontó en una temporada que comenzó con pitos y eliminados en la Copa (ante el Cádiz), y bajo una ráfaga de épica y de cierta mística, se hizo grande. Como le gustaba a Kanouté. Jugando muchos partidos y ganando.

Este Sevilla, el de Emery, tiene detalles parecidos. Le rodea un clima de ilusión que recuerda al de Mali y a sus compañeros. Ahora Kanouté es Rakitic y Luis Fabiano, Bacca; y Martí, Iborra, y Javi Navarro, Fazio; y David Castedo, Alberto Moreno. Hay muchas similitudes. En calidad, si bien a los jugadores actuales del Sevilla les queda mucho por recorrer aún, y, sobre todo, en ilusión, en hambre, en ganas de crecer, en ser consciente de que un día dejarán de ser jugadores y que el tiempo no volverá atrás. Es ahora o nunca. La máxima del fútbol. Y ahora toca Vigo.

El Sevilla, quinto en la tabla, se ha presentado en la recta final del campeonato con todo de cara para volver a clasificarse a Europa. El octavo tiene 40 puntos (Español y Valencia), diez menos que el Sevilla, lo que hace presagiar que sólo una tragedia podría sacar al equipo de Emery de los puestos que dan acceso a jugar la próxima Liga Europa. De hecho, ahora mismo tiene más cerca la cuarta posición, en la que «vive» el Athletic desde hace ya varias semanas, y a la que, por lo tanto, nadie en el Sevilla descarta llegar. El equipo vasco, con 56 puntos, juega esta tarde, nada más acabar el Celta-Sevilla, ante el Atlético de Madrid, circunstancia nada favorable para sus intereses si tenemos en cuenta que el cuadro de Simeone está luchando por ganar la Liga y que sólo ha perdido tres partidos de 30. Todos estos datos los conocen los sevillistas, sabedores que de ganar en Balaídos esta tarde podría situarse a sólo tres puntos de esa cuarta posición que da acceso a jugar Liga de Campeones (y el Sevilla tiene que jugar aún en San Mamés).

En el Celta, por su parte, y tras sumar solamente cuatro de los últimos 18 puntos en juego, llegan al envite con aires de sufrimiento. El equipo gallego, de hecho, no sabe lo que es ganar en su estadio desde el pasado 24 de enero, cuando superó al Betis. Balaídos se ha convertido en su peor escenario pues el equipo local es el único de la categoría que ha sumado más puntos lejos de su estadio. A domicilio lleva 18 (estaría séptimo en una hipotética clasificación)_mientras que en Vigo tan sólo ha sumado 15 (sería penúltimo). En el recuerdo de los sevillistas está la derrota ante el Celta en el Ramón Sánchez-Pizjuán (0-1, el pasado 2 de noviembre), que llegó a quebrar la pizarra y el equilibrio de un Emery que vive actualmente su mejor momento desde que llegó a Nervión.

 

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
⚽️⚽️⚽️ 👏🏼👏🏼👏🏼 https://t.co/ioKi5AZRXA - 18 horas ago