Fazio, Mbia, Vitolo y Rakitic celebran el gol
Fazio, Mbia, Vitolo y Rakitic celebran el gol

El camino del Sevilla FC: Eindhoven, Glasgow… y ahora, Turín

En sólo ocho años ha jugado tres finales de la Liga Europa

Por  22:00 h.

El Sevilla FC tardó toda una vida, nada más y nada menos que 101 años, en clasificarse por primera vez en su historia a una final continental con todo lo que ello representó para la entidad. Sufrió todo tipo de avatares en la antigua UEFA y representó, de alguna manera, esa ilusión con la que empiezas cualquier actividad y quedas decepcionado más pronto que tarde. Esa era su vida. Navegar en la mediocridad. Hasta que llegó el gol de Antonio Puerta al Schalke 04 en las semifinales de abril de 2006 y todo cambió. Como la selección española, acostumbrada a caer fulminada en los cuartos de final antes de ser campeona del mundo y dos veces campeona de Europa, el Sevilla se quitó la venda y comenzó a ganar. Arrastró los complejos e inició un periplo marcado por los éxitos en una competición que para siempre le cambió la vida.

El 10 de mayo de 2006 quedó marcado en la memoria de cada uno de los sevillistas cuando el entonces equipo entrenado por Juande Ramos aniquiló por 4-0 a un Middlesbrough que apenas pudo aguantar unos minutos las embestidas sevillistas. En el Phillips Stadium, con miles y miles de sevillistas en las gradas, el Sevilla ganó 4-0 al equipo inglés. El equipo nervionense tocó la gloria con Palop en portería; Alves en el lateral derecho, David en el izquierdo, con Javi Navarro y Escudé en el centro de la zaga; Martí y Maresca fueron los dueños del doble pivote, con Navas por banda derecha y Adriano en la izquierda; en punta de ataque estuvieron Saviola y Luis Fabiano, quien finalmente dejó a Kanouté sentado en el banquillo de los suplentes. Salió todo a la perfección. Ahora resulta imaginar un once sin el para muchos considerado el mejor jugador de la historia, Kanouté, pero ese día, en Eindhoven, le pasó el testigo a Luis Fabiano.

El brasileño marcaría en el minuto 26 ante la emoción de los seguidores sevillistas. En la segunda mitad, cuando el Boro intentaba buscar la meta de Palop, Maresca marcaría el 2-0. Sería en el minuto 78. Ahí llegó el éxtasis y la presentación de un Sevilla grande en Europa. Maresca de nuevo, en el 84, y Kanouté cinco minutos después (entró en el 45 por Saviola)_sentenciaron el duelo y firmaron un marcador, 4-0, que formará parte de los recuerdos de cada sevillista.

Sin embargo, cuando parecía que el Sevilla entraría, de nuevo, en la fase agridulce de caer eliminado en alguna ronda de la UEFA 2006-07, siguió demostrándose a sí mismo que lo mejor estaba por llegar. Ganó la Copa , la Supercopa de Europa (ante el Barcelona, 0-3 en Mónaco) y su segunda UEFA. De Eindhoven se pasó a Glasgow. Más al norte aún. En Escocia. Fue la competición, sin duda, de Palop.

Primero le dio la clasificación a los cuartos con un gol de cabeza en el último segundo en Donestk que le permitió al Sevilla eliminar al equipo ucraniano en la prórroga. Y después le dio el título en la mismísima final en Escocia ante el Español tras hacer varios paradones en la tanda de penaltis con las que se llegaría al partido. El Sevilla jugó la final con Palop; Alves, Javi Navarro, Dragutinovic, Puerta; Martí, Poulsen, Maresca, Adriano; Kanouté y Luis Fabiano.

El primer tanto del partido lo marcaría Adriano, en el minuto 18, tras una «asistencia» de Palop. Luego, en el 28, empataría Riera. En la prórroga se volvería a poner por delante el Sevilla, por mediación de Kanouté en el 105, pero, sin embargo, en el 116 volvería a empatar el Español con el tanto de Jonatas. En la tanda de penaltis Palop se encumbró y puso su nombre en la historia del club . Detuvo tres penaltis y le dio la segunda UEFA al Sevilla.

 

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
¿Qué hago? https://t.co/yYhPDr6rHl Dolor e impotencia - 4 horas ago