Al Sevilla le faltaron minutos para llevarse la victoria

Por  22:00 h.

El Sevilla ha cosechado un punto que no le sirve de mucho y que le deja con una sensación de amargura por los méritos contraídos en la segunda mitad. Salvio adelantó pronto al Atlético con un gol de cabeza en el minuto 8, en una primera mitad que fue de dominio madrileño. Sin embargo, tras al reanudación el conjunto de Míchel despertó y logró empatar por medio de Babá, y se quedó con la sensación de que le faltaron algunos minutos para sumar una victoria ante un rival agotado. Manu del Moral vio como le anulaban un gol en fuera de juego ajustado en el último minuto.

Sevilla FC 1 Atlético 1
1 – Sevilla FC
Palop; Coke, Spahic (Fazio, m. 56), Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Trochowski, m. 56), Reyes; Kanouté y Babá (Manu del Moral, m. 73).
1 – Atlético de Madrid
Courtois; Juanfran (Perea, m. 90), Miranda, Domínguez, Filipe Luis, Koke, Gabi, Tiago (Pizzi, m. 80), Mario, Adrián y Salvio.
Goles
0-1, m. 8, Salvio; 1-1, m. 53, Babá.
Árbitro
Álvarez Izquierdo (C. Catalán) amonestó a Medel y Fernando Navarro, por el Sevilla; y a Filipe Luis, Tiago, Salvio, Juanfran y Domínguez, por el Atlético.
Incidencias
Unos 43.000 espectadores en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Noche despejada y terreno de juego en perfectas condiciones. Partido correspondiente a la 26ª jornada de la Liga BBVA.

El 4-4-2 planteado por el Sevilla pronto comenzó a naufragar ante el Atlético. Los madrileños se hicieron pronto con el control del balón en la medular y el equipo sevillista empezó a sufrir. Y la cuesta se haría más empinada a los ocho minutos, cuando Salvio remataba impecablemente de cabeza un buen servicio desde la izquierda de Gabi. El argentino le ganó la partida a Fernando Navarro en el remate.

Tocaba, al igual que en Valencia, apelar a la remontada. Sin embargo, para ello era necesario una mayor participación de Reyes y, sobre todo, de Rakitic. El croata andaba perdido y no tomaba parte en la creación de juego sevillista. El trivote rojiblanco cortaba todo lo que pasara por su zona y lanzaba peligrosos contragolpes contra el marco sevillista. Salvio obligó a lucirse en un par de ocasiones a Palop, sobre todo en un remate franco al palo corto que desvió a córner el valenciano.

El once sevillista se desquiciaba en exceso con un arbitraje no precisamente casero, pero ni mucho menos decisivo. Las únicas acciones de peligro se limitaron a un disparo cruzado de Reyes y un remate de cabeza de Kanouté al filo del descanso que se marchó cerca del poste. Babá andaba perdido y su sustitución por un hombre más de centro del campo podría ayudar a recuperar el balón.

La segunda parte si cambió algo. El Atlético no apretaba tanto, pero el Sevilla no es que acechara mucho al rival. Sin embargo, un balón perfecto de Navas a Babá, que el senegalés empujó con fuerza a la red, igualó una contienda en la que nadie parecía atacar. El choque volvía a igualarse en el marcador, y el Atlético se cargaba de tarjetas. Míchel movía el banquillo rápidamente dando entrada a Fazio y Trochowski, por el lesionado Spahic y el desaparecido Rakitic.

Las tornas cambiaron y el Sevilla empezó a controlar la contienda, por fín le duraba la posesión del balón. Navas volvía a ser el hombre más peligroso en el Sevilla, más si cabe con un defensor que andaba con pies de plomo al estar amonestado. Reyes pudo adelantar al conjunto local en un remate de cabeza picado que sacó Courtois bajo palos. Babá, cansado y sobrecargado físicamente, era sustituido a un cuarto de hora del final por Manu del Moral.

En los últimos minutos había mucho miedo en el rival por perder el partido, y el Sevilla la tuvo en una acción de Navas por banda, cuyo pase remató Manu del Moral en fuera de juego, muy justo, pero fuera de juego. El pitido final dejó un sabor amargo al aficionado sevillista, que se quedó con la sensación de que con un par de minutos más se podría haber llevado la victoria. La celebración con rabia en el pitido final de Simeone lo decía todo.