«Tiene que ser el año de los tres»

Por  0:43 h.

Como si de una conjura se tratara, los tres argentinos del Sevilla, Lautaro Acosta, Federico Fazio y Diego Perotti, confían en que esta temporada puedan triunfar juntos, al unísono. Hasta el momento, el más destacado ha sido el extremo izquierdo y en menor medida el central, que, con las numerosas lesiones que ha sufrido (la última, el lunes) no ha podido rendir como se esperaba de él. El caso de Acosta es aún más complicado, pues, tras dos temporadas en el club de Nervión, sólo suma 17 partidos jugados. ABC, aprovechando el partido España-Argentina, departió con los tres jugadores sobre sus expectativas de cara a esta campaña. En casa de Acosta, relajados, los futbolistas mostraron su cara más ambiciosa, y a la vez solidaria, coincidiendo en el mismo deseo: «Este tiene que ser el año de los tres».

Compañeros de equipo, pero sobre todo amigos, se ven con asiduidad al término de los entrenamientos. Se ayudan el uno al otro, sabedores de que están a miles de kilómetros de casa y aprovechan cualquier instante para compartir confidencias. Es más, en el parón de Liga, hace unos días, aprovecharon para irse juntos a Roma y allí hablaron sobre la importancia de demostrar, sobre todo en el caso de Fazio y Acosta, el juego que llevan dentro.

Fazio, una semana de baja

Para ello, el defensa tendrá que esperar casi una semana (fue, al final, una noticia positiva pues se esperaba lo peor), una vez que los exámenes médicos descartaran que sufriera una rotura de los ligamentos del tobillo. La radiografía y la ecografía revelaron que tan sólo tiene una distensión, y que, por lo tanto, podrá volver a entrenarse con normalidad a principios de la próxima semana. «Menos mal que no ha sido nada malo. Durante toda la noche he estado pensando en que podía volver a estar mucho tiempo parado. Estaba preocupado. Es normal después de todo lo que me ha ocurrido. El doctor —por Juan Ribas— me confirmó que no había nada problemático y todo ello me hace estar más tranquilo», declaró el central tras ser preguntado por su tobillo derecho. Si todo marcha como se prevé podrá estar en condiciones de jugar el siguiente partido de Liga, el Málaga-Sevilla.

Lautaro Acosta, que no ha debutado esta temporada, mira la pierna del jugador y le desea una pronta recuperación. Él, mejor que nadie, sabe que una lesión te puede lastrar durante mucho tiempo: «En mi caso, y por las sensaciones que tengo ya desde hace un tiempo, no me puedo quejar. No tengo dolor y eso es algo fundamental para poder hacer tu juego». El ex de Lanús, muy ilusionado con la posibilidad de dar la vuelta a su situación deportiva, añade que está deseoso de volver a jugar un partido. «No se me ha podido olvidar jugar al fútbol. Cuando el Sevilla me fichó sería por algo. Llegué con mucha ilusión, pero pronto me lesioné. Cada vez que oigo la palabra tobillo me pongo nervioso… No quiero que se me pase el tren. Llevo dos temporadas en las que apenas he podido jugar y confío en que esta campaña pueda triunfar», dice.

La palabra triunfar, pese a que él no le guste, está muy ligada al otro argentino que asiste concentrado por televisión al juego de Argentina, Diego Perotti: «No, yo no creo que haya triunfado aquí… Esto es poco a poco. Hay que ser cautos en este sentido. Sí que es cierto que se han dado una serie de pasos que me han ayudado mucho. Llegué para el filial y en poco tiempo pude debutar con el primer equipo». El delantero entiende que aún tiene que demostrar muchas cosas, y confía en que sea al lado de sus dos compañeros. «Somos amigos y queremos siempre lo mejor para cada uno», sentencia.