iborra_gol_athletic

Sevilla FC-Athletic Club (1-0): Se aferra al podio de la ilusión

El capitán Iborra, tras recoger el rechace de un penalti fallado por Jovetic, firmó un tanto que vale su peso en oro

Por  23:20 h.
Sevilla
1
Athletic Club
0
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Rami, Mercado, Escudero; Iborra, Kranevitter; Correa (Franco Vázquez, m. 62), Nasri, Jovetic (Ben Yedder, m. 77); y Vietto (Walter Montoya, m. 77).
Athletic Club: Iraizoz; Bóveda (Susaeta, m. 68), Etxeita, Yeray, Saborit; San José, Beñat (Iturraspe, m. 60); Lekue, Raúl García, Muniain (Villalibre, m. 84); y Williams.
Gol: 1-0, m. 13: Iborra.
Árbitro: Ocón Arráiz (Comité Riojano). Mostró cartulina amarilla a Jovetic, Susaeta, Mariano, Mercado, Nasri, Correa, Etxeita y Kranevitter.
Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. 34.012 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Cielo despejado y 16ºC. Partido de la 25ª jornada de LaLiga Santander 2016-2017.

Salió airoso el Sevilla FC de un compromiso harto complicado. Los de Sampaoli acusaron la acumulación de partidos a estas alturas de la temporada y algunas bajas de relevancia ante un impetuoso Athletic que acaparó el balón, no dio su brazo a torcer hasta el último minuto y buscó con ahínco su recompensa en el Sánchez-Pizjuán. Las grandes empresas se labran en duelos de exigencia y máximo sacrificio como el de este jueves, así que los nervionenses asumieron el rol de sufrimiento que les tocó en la cita con los leones para rentabilizar en ataque y fajarse en defensa. El solitario gol de Iborra en la primera parte, tras recoger el rechace de un penalti fallado por Jovetic, fue suficiente para otorgarle al Sevilla FC tres puntos de oro que le permiten seguir soñando con absolutamente todo en el podio de la tabla. La lectura principal es que este equipo sabe ganar de mil maneras. Van 17 victorias en 25 jornadas. Guarismos de un claro aspirante al título. Alavés y Leganés esperan ya a los de Nervión la semana que viene en LaLiga.

Para la cita, el preparador argentino del Sevilla FC se vio obligado a introducir varias novedades en su once, debido a las numerosas y significativas bajas con las que afrontaba el choque. No estaba el eje del equipo, el sancionado Nzonzi, ni el motor del mismo, el lesionado Vitolo. Sampaoli tampoco pudo contar con otras piezas importantes, como Nico Pareja y Pablo Sarabia, castigados igualmente por acumulación de amonestaciones. Respecto al derbi, hubo hasta cinco cambios de inicio: entraron Mariano, Kranevitter, Iborra, Correa y Vietto. El delantero argentino cedido por el Atlético no era titular desde la vuelta de los octavos de la Copa contra el Real Madrid (3-3) el pasado 12 de enero. Entre los damnificados, Ben Yedder, con la pólvora mojada en las últimas semanas, y Franco Vázquez, cuyo bajón de rendimiento fue reconocido por el propio técnico en la previa.

A los cuatro minutos el Sevilla FC protagonizó su primera gran llegada de peligro. Mariano colgó un balón desde la derecha al corazón del área y Jovetic se elevó entre los centrales vascos para rematar algo forzado de cabeza. El balón se marchó alto besando el larguero. En el apretón inicial de los locales, el propio atacante montenegrino volvió a plantarse ante Iraizoz para fusilarle, esta vez sin oposición. Mano a mano. Sin embargo, el meta del Athletic estuvo ágil en la reacción y repelió la pelota al punto de penalti, por donde apareció en segunda línea Correa para recoger el rechace y estrellar su disparo contra el lateral diestro visitante Bóveda. Doble ocasión clarísima para el Sevilla FC que se fue al limbo.

Los de Sampaoli apretaban y el gol parecía cuestión de tiempo. Y llegó. Vietto, que se mostró muy activo y participativo en su reaparición, generó la jugada. El punta argentino penetró en el área y cuando se marchaba fue derribado por Etxeita. Ocón Arráiz señaló penalti y en ese momento la felicidad del Sánchez-Pizjuán se mezcló con el murmullo temeroso de la grada ante la ‘maldición’ que persigue a este equipo en los lanzamientos desde los once metros. El desenlace tuvo su suspense. Jovetic agarró el balón, ejecutó e Iraizoz despejó con su pie el esférico, pero el rechace le cayó al inconmensurable Iborra y el valenciano remachó la bola al fondo de las mallas. Rugía Nevión coreando el nombre del capitán. El héroe del derbi también abría la lata ante el Athletic. Los visitantes protestaron que el centrocampista del Sevilla entró en el área antes del lanzamiento. El gol subió al electrónico.

Y el Sevilla FC no se conformó con la mínima ventaja y se fue a buscar el segundo. Correa y Jovetic, en sendas ocasiones, siguieron dando trabajo a Iraizoz y a la desconcertada zaga del Athletic. Pero la película cambió. El equipo de Valverde se fue adueñando de la pelota, obligando a correr cada vez más al Sevilla FC detrás de ella. Fue la tónica que iba a marcar el partido desde entonces. A los 25 minutos el Athletic propinó el primer susto a la parroquia local con un testarazo de Raúl García a la madera con Rico ya batido. La ocasión dio alas al Athletic e instantes después fue el lateral Saborit quien puso a prueba al guardameta sevillista. Kranevitter tuvo que redoblar esfuerzos en la línea de contención con la sensible bajada de ritmo que experimentó el Sevilla FC. El pivote argentino, en la primera mitad, suplió con bastante buen rendimiento la baja de Nzonzi. De ahí al intermedio, los locales fueron a remolque pero aguantaron la renta a favor. 1-0 al descanso.

En la reanudación, el Sevilla FC volvió a salir más entonado. Debió haber nueva charla de Sampaoli. El partido estaba muy abierto y los tres puntos corrían peligro. Mariano retomó su actividad por la derecha, percutiendo y poniendo buenos centros. Por el medio, en cambio, el equipo echaba en falta más clarividencia de su brújula, Samir Nasri, que no terminaba de encontrar espacios. Jovetic probó suerte, pero su disparo se estrelló en Yeray. El Athletic volvió a crecerse y respondió con una buena ocasión de Raúl García, que intentó sorprender a Rico picando el balón. Momentos después, otro zapatazo desde el vértice del área del centrocampista del Athletic, el mejor de su equipo, puso en aprietos de nuevo al cancerbero nervionense, que logró despejar el balón. Por enésima vez, y ya no es noticia, más que notable partido de Sergio Rico. Aporta una seguridad soberbia al equipo. Con el Athletic dueño de la pelota y el Sevilla FC buscando matar el choque a la contra, el guión dio paso a un claro intercambio de golpes. Sampaoli retiró del campo a Correa para dar entrada a Franco Vázquez en busca de ganar posesión y control. No lo consiguió. Pese a ello, Vietto pudo hacer el segundo, pero mandó su cabezazo por encima del travesaño. El tramo final del choque dejó el debut como sevillista de Walter Montoya, sobre el que Saborit cometió un claro penalti que no vio Ocón Arráiz ante la sonora protesta del público. En el epílogo, dosis de sufrimiento en el Sevilla FC para contener el resultado. Triunfo muy trabajado y de valor magno para los de Sampaoli.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
No apaguéis los móviles 📱 esta noche que igual os llaman para entrenar a Las Palmas. https://t.co/QGHmOZPH7N - 3 horas ago