Vitolo celebra el gol anotado en el Sevilla-Barcelona (Foto: EFE)
Vitolo celebra el gol anotado en el Sevilla-Barcelona (Foto: EFE)

Sevilla FC-Barça (1-2): Gran Sevilla FC, anulado sólo por un “extraterrestre”

Vitolo adelantó a los de Nervión y Messi, con un gol y una asistencia a Suárez, le dio la vuelta al choque

Por  22:39 h.
Sevilla
1
Barcelona
2
Sergio Rico; Mariano, Carriço, Rami, Escudero; Nzonzi, Nasri (Iborra, m. 77); Sarabia (Correa, m. 83), Franco Vázquez (Ganso, m. 67), Vitolo; y Vietto.
Ter Stegen, Sergi Roberto, Umtiti, Mascherano, Digne; Busquets, Rakitic (André Gomes, m. 72), Denis Suárez (Rafinha, m. 85); Messi, Luis Suárez y Neymar.
1-0, m. 15: Vitolo. 1-1, m. 42: Messi. 1-2, m. 60: Luis Suárez.
Jaime Latre (Comité Aragonés). Mostró cartulina amarilla a Neymar, Rami, Mariano, Sergi Roberto, Digne, Nzonzi, Messi, Carriço, Luis Suárez y Mascherano.
Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. 40.812 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Cielo poco nuboso y 13ºC. Partido de la 11ª jornada de LaLiga Santander 2016-2017.

Cuajó el Sevilla de Sampaoli una primera parte excelsa, asfixiando y acorralando a todo un FC Barcelona, que quedó empequeñecido por la presión y el fútbol combinativo y protagonista de los locales. También se fajaron los de Nervión en la segunda mitad, intentándolo hasta la extenuación, cuando ya el escenario no era tan favorable. Vitolo fue el encargado de adelantar con justicia a un Sevilla que arrancó este domingo no pocos aplausos y reconocimientos de la grada. El nivel de juego fue altísimo. Todo parecía preparado para una gran fiesta en Nervión… hasta que apareció el “extraterrestre”, como lo había definido el propio presidente sevillista, José Castro, en la previa del choque: Leo Messi. Él solito le cambió la cara al choque cuando el Barça estaba moribundo. Marcó el empate y sirvió el tanto de la victoria a Luis Suárez.

En los prolegómenos, había expectación por ver qué ocurría con Samir Nasri. Finalmente, el internacional galo, que estuvo entre algodones toda la semana por una lesión en el bíceps femoral izquierdo que se produjo en Gijón, antepuso al dolor sus tremendas ganas de jugar el partido y salió de inicio ante los azulgranas. Por otra parte, con las bajas de Mercado y Pareja, Sampaoli optó por una defensa de cuatro. De ahí hacia adelante, el técnico argentino diseñó un equipo ultraofensivo. El reto: discutirle la posesión al Barça, defender a través de la la pelota, tal y como avisó el preparador de Casilda en la víspera.

El arranque del choque demostró que Sampaoli no iba de farol. Rápidamente, el Sevilla se echó arriba, buscando a cañón la meta de Ter Stegen. Vietto fue el primero en poner a prueba al alemán y segundos después lo intentó el Mudo Vázquez con otro disparo que se marchó a córner. Salía fuerte el Sevilla. Con los de Sampaoli arriba, el Barça pudo sorprender a la contra por medio de Luis Suárez, pero Rico desbarató la ocasión y los locales volvieron a meter la directa sin amilanarse. Los laterales, que están completando una temporada para enmarcar, fueron los siguientes que entraron en acción para meterle el miedo en el cuerpo al Barça. Mariano centró desde la derecha y Escudero, entrando por la siniestra, chutó de preciosa volea. La pelota salió desviada, pero el ‘uy’ sonó a muchos decibelios en el Sánchez-Pizjuán.

El Barça sufría corriendo detrás del balón. Impresionante. Su rival se presentaba como un gigante. Ni Rakitic ni Busquets encontraban espacios. Mascherano subía a intentar aportar algo de oxígeno, pero ni por esas. Los Nzonzi, Nasri y Vázquez campaban a sus anchas en la línea de medios. Espectacular el despliegue del primero. El ex del Stoke City atraviesa su mejor momento. Así hasta que en el minuto 15 llegó el merecido golpe mortal de los sevillistas. Sarabia, novedad en el once, abrió para la carrera de Vitolo y el canario se marchó como un tren hacia la portería de Ter Stegen, ganando en el sprint a Sergi Roberto y definiendo con mucha clase ante el guardameta del Barça. 1-0. Estallaba el Sánchez-Pizjuán. No podía elegir Vitolo mejor momento para su estreno goleador esta temporada. Con la ventaja en el bolsillo, el Sevilla no bajó el pistón y su oponente siguió a remolque. Al Barça le costaba un mundo salir y generar ocasiones. Era un espectador más del dominio y de las electrizantes triangulaciones del cuadro de Nervión. Sarabia y Vietto pudieron ampliar incluso la renta, mientras Vázquez ponía en pie a la grada con su excelso repertorio.

Pero enfrente, habitaba el “extraterrestre” Leo Messi. Nada es real si él está en el campo. Una sola jugada, con su astro a la cabeza, le bastó al Barça para salir del tremendo atolladero en el que estaba metido. Al filo del descanso el argentino recibió de Neymar en la frontal y casi sin despeinarse estableció el 1-1 con mucha calidad. Los sevillistas pidieron fuera de juego posicional de Rakitic, pero el colegiado entendió que el croata no interfería en el campo de visión de Rico. Empate y al túnel de vestuarios.

En la reanudación, el Barça salió algo más entonado. Lógico. Estaba ‘vivo’ después de una primera parte en la que se había visto desbordado y eso lo cargó de moral para plantar cara a un gran Sevilla. Messi y Rakitic disfrutaron de las primeras ocasiones. Mariano, anticipándose al ’10’ argentino, y Sergio Rico después, evitaron que los azulgranas se pusieran por delante en el marcador. El panorama ya no era el mismo y el Sevilla comenzaba a pagar el espectacular esfuerzo de los primeros 45 minutos. El nuevo rey del partido era Messi, que activó a todos sus compañeros arriba y asumió incluso el mando de las conducciones en el centro del campo. El Barça tocaba mucho más a gusto. De nuevo Messi obligó a lucirse a Sergio Rico. Y en la siguiente que tuvo el argentino se marchó en un palmo de terreno de hasta tres defensores sevillistas dentro del área y mandó su disparo alto. Era el aviso de lo que venía. El Barça logró empatar gracias a un eslalon del internacional albiceleste, que se coló hasta la cocina y abrió hacia la derecha para que Luis Suárez batiera por bajo a Sergio Rico. 1-2. Messi culminaba su obra.

De ahí al final, el Sevilla nunca bajó los brazos y puso todo el pundonor y empeño del mundo sobre el césped para igualar el marcador. Pudo marcar Nzonzi de cabeza, aunque Luis Suárez también disfrutó de un par de ocasiones para ampliar la renta visitante. Sampaoli movió el banquillo, buscando frescura en el centro del campo con Ganso primero y después con Iborra y Correa, pero ya nadie alteró el resultado. Y eso que en la última jugada del partido volvió a aparecer la polémica. Jaime Latre pasó por alto un claro agarrón de Umtiti a Correa dentro del área. El trencilla no se complicó la vida. Cayó el cuadro de Sampaoli dando una gran imagen.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
Pues fuerza, Álvaro! 💪🏻 Hemos disfrutado contigo, has sido un pedazo de central https://t.co/yJoptmEtVu - 4 horas ago