juve2

Sevilla FC-Juventus (1-3): Se la jugará en Lyon en la última jornada

Los de Sampaoli jugaron casi una hora con uno menos por la expulsión de Franco Vázquez

Por  22:40 h.
Sevilla
1
Juventus
3
Sergio Rico; Mariano (Kranevitter, m. 75), Mercado, Rami, Pareja, Escudero; Nzonzi, Iborra, Franco Vázquez, Vitolo; y Vietto (Sarabia, m. 46).
Buffon; Dani Alves, Rugani, Bonucci, Evra (Sturaro, m. 72); Khedira, Marchisio, Pjanic (Kean, m. 83); Cuadrado (Chiellini, m. 86), Mandzukic y Alex Sandro.
1-0, m. 8: Nico Pareja. 1-1, m. 45: Marchisio, de penalti. 1-2, m. 83: Bonucci. 1-3, m. 94: Mandzukic.
Mark Clattenburg (Inglaterra). Mostró cartulina amarilla a Mandzukic, Mercado, Khedira, Evra, Cuadrado e Iborra. Expulsó a Franco Vázquez por doble amonestación (m. 30 y m. 35). También expulsó en el m. 56 al técnico del Sevilla, Jorge Sampaoli, por protestar desde la banda una falta de Evra sobre Mariano.
Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. 38.942 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo nuboso y 12ºC. Partido de la quinta jornada de la fase de grupos (Grupo H) de la UEFA Champions League.

Necesitaba un punto ante el titán italiano, pero fue imposible. El Sevilla desplegó un sacrificio enorme e intentó sobreponerse a todo, esfuerzo que le reconoció la grada al final. Tuvo que jugar casi una hora en inferioridad numérica. Pese a ello, exhibió un gran nivel y dibujó buen fútbol, generó ocasiones y apretó de lo lindo a su adversario. Sólo faltó la última gota de gasolina. Nico Pareja puso la clasificación en franquicia con un tempranero gol, pero luego llegó el ‘show’ del colegiado inglés Mark Clattenburg para complicar las cosas. Primero sacó del partido a Franco Vázquez con una rigurosa expulsión por doble amarilla y posteriormente desenfundó rápido para señalar un estricto penalti de Mercado sobre Bonucci que transformó Marchisio. En la recta final, el propio Bonucci y Mandzukic le dieron la victoria a la Juve. El Lyon, como se esperaba, ganó al Dinamo de Zagreb (0-1). El Sevilla FC se lo jugará todo a una carta en tierras francesas en la última jornada. Allí le vale con perder por un gol, pero será duro. Seguro.

Sobre el césped, Sampaoli tiró de su once de gala para recibir al campeón italiano. Salvo Samir Nasri, que no superó la prueba. El galo, que había sido duda hasta última hora por una lesión muscular que arrastra desde hace varias semanas y por la que ya fue baja el pasado sábado en La Coruña ante el Deportivo, tampoco pudo figurar entre los elegidos del técnico argentino. Es más, Nasri ni siquiera entró en la convocatoria. Fue uno de los dos descartes que tuvo que realizar el entrenador de los 20 hombres que había citado. El Sevilla FC afrontaba así el duelo ante la Juve sin uno de sus futbolistas más determinantes.

El choque arrancó con los de Allegri intentando tomar el mando, sobre todo con Alves y Cuadrado apretando desde la banda derecha en busca de surtir balones a Mandzukic. Parecía que la Juventus se iba a hacer con la posesión, pero los sevillistas sacaron la garra rápido, sacudiéndose la presión inicial y yéndose arriba con determinación. Así, la película se puso pronto de cara. A los ocho minutos, el ‘Mudo’ Vázquez colgó un balón al área, Rugani despejó con problemas y el rechace le cayó a Nico Pareja, quién en posición de segundo punta le pegó tal como le venía desde la frontal y abrió el marcador. 1-0. Estallaba el Sánchez-Pizjuán.

El pase a octavos se encarrilaba para un Sevilla que, liderado en estos primeros compases por la figura de Franco Vázquez (que poco después sería desafortunado protagonista), no se conformó con la mínima ventaja y siguió buscando la portería de Buffon. En otra acción de Vázquez, el italo-argentino encontró a Escudero y el lateral buscó sorprender con un disparo lejano que se marchó por muy poco por encima del larguero de la portería visitante. El segundo estuvo cerca. La Juve intentaba despertar y casi iguala con un centro envenenado de Cuadrado que se fue cerrando en su trayectoria y ante el que Rico tuvo que emplearse a fondo. El Sevilla bajaba el ritmo y Mandzukic también la tuvo a la contra tras un despiste defensivo de los locales. El encuentro se complicó para los de Sampaoli con la expulsión de Franco Vázquez, que vio dos amarillas en apenas cinco minutos. La primera, por una entrada sobre Cuadrado; y la segunda, por una innecesaria patada a Kedhira en la que el sevillista llegó tarde. Riguroso el árbitro. Y con débil criterio, ya que la primera tarjeta a Vázquez vino precedida de una clara falta de la Juventus que no pitó. Con uno menos, los sevillistas intentaron aguantar a la Juventus hasta el intermedio, pero en el último suspiro volvió a aparecer el colegiado Clattenburg para señalar un discutible penalti de Mercado sobre Bonucci. Otra vez exceso de rigor en la aplicación del reglamento. Marchisio transformó la pena máxima en una ejecución en la que Rico llegó a tocar el balón. 1-1 al descanso.

La empresa para transigir en la segunda parte era tremenda. Sampaoli arropó a su equipo quitando del campo a su delantero Vietto y dando entrada a Sarabia. Vitolo se quedaba como el hombre más adelantado. El esfuerzo del canario fue titánico y en la reanudación, prácticamente él solito, se encargó de poner en aprietos a la zaga italiana cabalgando a la contra. Mientras, el público seguía censurando las polémicas decisiones de Clattenburg, que también decidió expulsar al técnico del Sevilla, Jorge Sampaoli, por protestar desde la banda una falta de Evra sobre Mariano. El Sánchez-Pizjuán no daba crédito. Subía el nivel de los decibelios y la Juve daba un paso atrás. No se mostraba superior al Sevilla con un hombre más sobre el terreno de juego.

No encontró un hueco la Juve hasta el minuto 60 en que Pjanic probó fortuna con un certero lanzamiento que Rico detuvo en dos tiempos. El Sevilla se replegaba bien y no daba sensación de poner en peligro el valioso empate. Nzonzi e Iborra se fajaban atrás ayudando a la defensa, en la que definitivamente quedaron incrustados los dos laterales. Incluso el valenciano, en alguna jugada, se echó arriba para oxigenar a Vitolo y Sarabia. El sacrificio era de aúpa. Los minutos pasaban y la Juventus se estrellaba con el muro nervionense. Sin embargo, en el 84 llegó el mazazo. El combustible duró lo que duró. Bonucci apareció en la frontal y batió con un disparo seco a Rico para certificar el triunfo de la Juventus. Ya en el descuento, Mandzukic firmó el 1-3 definitivo. No hubo premio a los muchos méritos contraídos. El Sevilla FC se jugará el pase a octavos en Lyon.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
@jmlopez86 No se enteran. Un año tras otro en la misma piedra. - 1 hora ago