Marcelino prefiere trabajar sin ojos indiscretos

Por  19:24 h.

No es lo habitual pero la situación lo requiere dada la trascendencia del choque. Aunque la UEFA obliga a realizar a puerta cerrada el entrenamiento previo a un encuentro de competición oficial, Marcelino ha decidido ir más allá y efectuar también la sesión de mañana sin testigos. En el Sevilla se le da una importancia absoluta al encuentro de vuelta con el Hannover 96 y el cuerpo técnico no quiere dar ningún tipo de ventaja al rival, por pequeña que sea. El horario fijado para el entrenamiento de mañana es el de las 8 de la tarde mientras que para el miércoles, los hombres de Marcelino trabajarán a las 9 de la mañana.

Redacción

Redacción