Varios jugadores del Sevilla FC, tras la foto de las plantillas en la ciudad deportiva (Foto: Jesús Spínola)
Varios jugadores del Sevilla FC, tras la foto de las plantillas en la ciudad deportiva (Foto: Jesús Spínola)

Sevilla FC y Barça, únicos españoles vivos en las tres competiciones

Semana de sonrisas en Nervión

Por  9:45 h.

Semana de sonrisas en Nervión. Tras sellar el equipo con otro gran partido ante el Atlético (3-1) su pase a las semifinales de la Copa del Rey, el club celebró ayer por todo lo alto su 128º aniversario. Los 27 equipos que componen la entidad de Nervión se realizaron la tradicional foto que, en esta ocasión, cambió de ubicación, realizándose por primera vez en la ciudad deportiva, concretamente en la grada nueva del campo principal. Así, se tomaron la instantánea el primer equipo, el Sevilla Atlético, el Sevilla C, los tres juveniles, los tres infantiles, los cinco alevines, los cuatro benjamines y los dos prebenjamines, además de los cuatro equipos femeninos. Una bella imagen que se repite cada año y que muestra de forma explícita la indiscutible grandeza del Sevilla FC. La posterior cena se desarrolló bajo un gran ambiente. No es para menos. Vincenzo Montella le ha retomado el pulso al equipo. Le ha dado la vuelta a la situación. De tal manera que, a finales de enero, este Sevilla FC es, junto al FC Barcelona, el único club español que está vivo en las tres competiciones: Champions, Copa y LaLiga. “Mucho que mejorar, sí, pero sobre todo mucho por lo que luchar”, dice al respecto el club.

También José Castro, el presidente, dio la enhorabuena al cuerpo técnico: “Me quiero dirigir a los entrenadores. Es muy grande lo que habéis hecho. Nos hemos sentido representados con el carácter que habéis mostrado. Comprobásteis cómo el sevillismo agradece la entrega, ahora pedimos que piséis más fuerte que nunca el acelerador. Estamos más vivo que nunca esta temporada. El Sevilla ha tenido momentos brillantes y muy duros, incluso con la supervivencia en juego. Siempre hemos salido adelante, simple y llanamente porque sacamos el carácter que nos caracteriza. Si no perdemos la identidad, podemos lograr lo que nos propongamos. Estoy convencido de que iremos a más. Una última petición: que ninguno olvide esta dos palabras, orgullo y coraje. ¡Viva el Sevilla!”.