Lugano: “Cuando atacan tanto es normal que atrás tengan problemas”

Por  10:37 h.

Sevilla FC: Lugano se lleva el balón ante la presencia de DudaFue el autor del tercer gol del partido, el que volvía a poner por delante al Fenerbahçe. Apenas 12 horas después de que acabara el encuentro, hablaba el uruguayo Diego Lugano con nuestro compañero de ABC de Sevilla Roberto Arrocha. El primero de los asuntos tratados, los fallos defensivos del Sevilla. "No creo que fuera sólo un desacierto de la defensa, sino de todo el equipo. A la defensa del Sevilla le pasa como a nosotros. Cuando atacan tanto es normal que atrás tengan problemas…", declaró el internacional charrúa.

El central del Fenerbahçe, a pesar del resultado favorable para los suyos, explicó que la eliminatoria sigue estando a un cincuenta por ciento. "No fue un partido normal, de ésos que se juegan a estas alturas en la Champions. Faltaban diez minutos para que se acabara el encuentro y daba la sensación de que era el final de la eliminatoria, con el Sevilla atacando. Se va a decidir todo en el partido de vuelta; aunque llevemos un gol de ventaja, los dos tantos que nos ha marcado el Sevilla en nuestro campo podrían ser fundamentales. La eliminatoria está ahora más igualada. ¿Mi gol? Fue en un momento muy importante, cuando ellos estaban atacando. Ganamos, pero no estamos contentos con el juego. En la liguilla jugamos mucho mejor", declaró. Lugano elogió el buen juego del Sevilla. "De medio campo hacia arriba no he visto muchos equipos como el Sevilla. Lo tiene todo, la velocidad, la explosión, el control, la técnica, la fuerza…. Te pueden atacar de muchas maneras y te crean muchas dudas; por el centro son peligrosos, pero por las bandas pueden ser letales".

Por último, declaró que espera para el partido de vuelta un ambiente parecido al que el miércoles se vivió en el Sükrü Saraçoglü: "Ya jugué un amistoso con el Nacional de Montevideo en 1999 y me gustó la forma en la que se vive el fútbol. ¿En Turquía? Yo llegué hace un año y medio y ya me he acostumbrado. Pero sí es verdad que a los equipos que nos visitan les impresiona el ambiente, sobre todo, cuando los aficionados comienzan a saltar. El problema es que en el campo, jugando, no escuchas nada, ni a un metro. En el primer gol del Sevilla le estábamos gritando a Edu que no tocara la pelota, que no venía nadie. Pero no nos oyó", comentó el defensa desde Estambul.

Redacción

Redacción