En Mallorca esperan a Alfaro a principios de la semana

Por  9:27 h.

Alejandro Alfaro cuenta las horas para convertirse en nuevo jugador del Mallorca que preside Lorenzo Serra Ferrer. El cuadro balear ha decidido hacer frente al pago de los 500.000 euros que el Sevilla pide por el traspaso del onubense y sólo falta el sí definitivo de la entidad de Eduardo Dato para dar carácter oficial al fichaje.

En Mallorca son conscientes de que no podrán retener a De Guzmán, que presiona para que su club acepte una oferta del Villarreal de 6,5 millones de euros, y han preferido atar a su sustituto antes de que otro de los muchos equipos interesados —por él han preguntado al menos otros dos primeras y equipos extranjeros— se adelanten. Según ha podido saber ABC, todo está acordado entre el jugador y la entidad bermellona.

El propio futbolista ha reconocido que el proyecto de Michael Laudrup le resulta muy atractivo y sólo espera que todas las partes alcancen el acuerdo definitivo. El viaje del Sevilla a Nápoles, con el presidente Del Nido a la cabeza, podría ser el motivo para retrasar el cierre de la operación, de ahí que en Mallorca esperen a Alejandro Alfaro a partir de mañana o el martes.

Dabo quiere ir a la Premier League
El siguiente en salir después de Alejandro Alfaro podría ser Mouhamado Dabo. El lateral derecho del Sevilla, que apenas ha jugado esta pretemporada y que ni siquiera ha viajado a Nápoles, ha desechado una oferta del Getafe para jugar cedido en el equipo que preside Ángel Torres porque maneja otras ofertas que le interesan.

Aunque Marcelino no lo ha marcado como uno de los descartes e incluso tiene asignado un dorsal para la próxima campaña, el club le ha dado luz verde para negociar su marcha hacia alguno de los equipos que ha contactado con él.

De momento, la opción más viable es la cesión y eso es lo que había acordado el Sevilla con la entidad azulona. Sin embargo, el futbolista, que también ha sido tentado por equipos de su país como el Rennes, preferiría probar suerte en la Premier, un campeonato que cree que se adapta mejor a su forma de jugar. La operación salida todavía tiene que completarse con Romaric, De Mul y Koné, mientras que Marcelino todavía tiene que decidir qué pasa con Rodri y Bernardo.