Campanal, con 81 años, sigue batiendo récords… hasta lesionado

Por  21:26 h.

Sevilla: Marcelo Campanal muestra sus últimas medallasLa leyenda de Marcelo Campanal no tiene fin. Además de ser el mejor central de la historia del Sevilla y uno de los grandes del fútbol español, el eterno deportista gijonés, avilesino de adopción desde los cuatro años, se centró en el atletismo tras colgar las botas y, a sus 81 años, suma 258 medallas en campeonatos de Asturias y 79 de oro y «unas pocas de plata y menos de bronce» en campeonatos de España. Todo un hito que no está pasando inadvertido.

El pasado fin de semana acudió al Nacional de veteranos en pista cubierta, en categoría de ochenta años, y consiguió sacar medalla en las tres competiciones en las que participó. Fue oro en salto de altura y lanzamiento de peso, donde logró el récord de España alcanzando los 9,32 metros; y plata en salto de longitud. Ni un esguince en la mano derecha pudo con Campanal, cuya fuerza y garra le permitió lanzar el disco dos veces, suficientes para batir el récord en 32 centímetros.

Lejos de dormirse en los laureles, el veterano atleta ya tiene la mente puesta en los campeonatos al aire libre que tendrán lugar los días 29, 30 y 1 de julio en Águilas, Murcia. Allí luchará por «batir el récord de triple salto, que está en 6,42 metros, el de pértiga y el de lanzamiento de peso». «En altura también tengo posibilidades, pero sobre todo en esas tres», reconoce.

Lo primero que desea es recuperarse de su maltrecha mano con la ayuda del afamado médico José Antonio Rodas. «Tengo que agradecerle a José Antonio su fenomenal trato y su ayuda, porque sin él no hubiera podido competir este fin de semana. Ahora, a ver si me baja la hinchazón para empezar a entrenar el lanzamiento de peso cuanto antes».

Mientras, se centrará en caminar a diario en las dunas de la playa de Salinas y en practicar los ejercicios específicos en el estadio de atletismo de Avilés. «Ahora las instalaciones son maravillosas. Cuando empecé, tenía que entrenarme en la calle, que fue donde aprendí, igual que en el fútbol», asegura el avilesino, quien trabaja a las órdenes de Nacho Riesgo y junto a sus amigos Gelín y Panizo. «Se sorprenden porque en peso lanzo más que ellos, que tienen cuarenta y pocos años», afirma entre risas.

Así es Marcelo Campanal, un campeón nato que sigue cosechando victorias a sus 81 años, sobrepasando siempre la marca mínima que exige la Federación para cada una de las pruebas de veteranos. Y es que más del veinte por ciento de los campeones de las pruebas no obtienen medalla por no llegar a los mínimos, algo que el exfutbolista supera, y con creces.