Escudé pide, ahora más que nunca, “humildad”

Por  16:47 h.

Sevilla: Julien EscudéEl Sevilla buscará el Lunes Santo contra el Mallorca su tercera victoria seguida, logro que se le ha resistido hasta la fecha en la presente temporada. Si los tres puntos ante el conjunto adiestrado por Joaquín Caparrós se quedan en Nervión, el equipo dará continuidad a la buena dinámica emprendida en Santander y Granada, la cual se perfila como el único camino posible para acabar el curso en puestos europeos. Lejos de lanzar un mensaje de euforia, uno de los pesos pesados del equipo, Julien Escudé, pide que tanto la plantilla como el entorno mantenga la cabeza fría: "Estamos más animados y relajados, porque hicimos buenos partidos y marcamos un buen número de goles ante rivales con urgencias, pero sólo hemos ganado dos encuentros. No podemos pensar ahora que somos los mejores del mundo, sino que es el momento de todo lo contrario, de tener mucha humildad. Es evidente que estamos en un buen momento, pero todo es muy frágil, por lo que hay que seguir luchando como si cada encuentro fuera una final porque quedan bastantes partidos para lograr el objetivo".

Por sorprendente que pueda parecer, es indiscutible el dato que sitúa a la defensa sevillista como la tercera mejor de la Liga, sólo superadas por las del Real Madrid y el Barcelona. "El trabajo defensivo es un asunto que no sólo afecta a los de atrás, sino a todo el grupo. Al principio, con Marcelino, trabajamos mucho ese aspecto, y con el tiempo la unión, la fuerza de todos, ha dado sus frutos", señaló Escudé, quien espera que el Sánchez-Pizjuán registre un "lleno" el Lunes Santo: "No podemos bajar los brazos. Hay que conseguir la tercera victoria seguida".