Ganar para seguir estando ahí, aguardando acontecimientos

Por  11:10 h.

Sevilla: Medel celebra un golLa merecida derrota encajada el domingo en San Mamés fue una bofetada de realidad para este Sevilla que se creía capaz de todo después de haberle ganado con cierta suficiencia a tres equipos de nivel medio-bajo como son Racing de Santander, Granada y Mallorca. Míchel, que es espabilado y no ha tardado mucho en darse cuenta de que en Nervión el listón hay que ponerlo alto, dijo que no superar la prueba de nivel que suponía la visita al Ahtletic de Bilbao era dar tres pasos atrás en la desesperada carrera emprendida a última hora en busca de la soñada cuarta plaza. Puede que lo sea, que la Liga de Campeones ya esté demasiado lejos —en el mejor de los casos, perdiendo el Málaga en Villarreal, estaría a cinco puntos—, pero como las cosas no son ni blancas ni negras, sino más o menos grises, tampoco han de dimitir en su empeño los sevillistas que, como mínimo, tienen la obligación, porque lo contrario sería un drama, de clasificarse para la Liga Europa.

Este Sevilla que da la sensación de saber a lo que juega debe mantener el crédito recuperado ante un Zaragoza que llega al Sánchez-Pizjuán con el hambre propia del que marcha antepenúltimo en la clasificación y a cuatro puntos de la salvación, pero con ese carácter luchador que, a base de mucha insistencia, ha terminado imprimiéndole un viejo conocido de la casa de Nervión, Manolo Jiménez. No hay motivos para pensar que los sevillistas, como acostumbran hacer en los últimos partidos, no salten al campo con la firme intención de explotar las posibilidades de su línea ofensiva, que, pese a las notables bajas que presenta, dispone de efectivos suficientes para superar a la que, con los números en la mano, es la segunda peor defensa de la Liga. Gusta que Míchel en ningún momento se haya refugiado en la excusa de los que no están —Reyes, Perotti y Kanouté— y que en sus intervenciones públicas transmita unas confianza y optimismo que luego se refleja en el comportamiento de los futbolistas.

Vuelven Trochowski y Coke
Pierde el tiempo quien dude que Trochowski recuperará su puesto en el doble pivote en detrimento de un Rakitic que en Bilbao perdió merecidamente a muchos defensores, mientras que Manu del Moral volverá a formar pareja con Negredo en la punta del ataque. Así las cosas, todo hace indicar que Luna hará las veces de extremo zurdo, ocupando la tercera demarcación diferente en las tres últimas jornadas —fue el lateral zurdo contra el Mallorca y jugó en el derecho ante el Athletic—.

Campaña y Luis Alberto estarán en el banquillo, aunque está por ver hasta qué punto Míchel espera algo de ellos a corto plazo. En el club están tan convencidos de sus posibilidades como decepcionados por su comportamiento, de ahí que sólo con minutos de juego se podrá despejar estas incógnitas. Quien ni siquiera se sentará entre los suplentes será Guarente, que se quedó fuera de la convocatoria al estar aquejado de una sobrecarga en los isquiotibiales, consecuencia del cuarto de hora —sí, sólo quince minutos— que disfrutó el domingo después de pasar un año y medio sin competir.

Alineaciones probables:

Sevilla F. C.: Palop; Coke, Fazio, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Trochowski, Luna; Manu del Moral y Negredo.

Real Zaragoza: Roberto; Álvarez, Da Silva, Paredes, Edu Oriol; Micael, Dujmovic, Apoño; Luis García, Obradovic y Hélder Postiga.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Colegio Cántabro).

Hora: 22.00 (Gol T y Canal + Liga)