Míchel-Adrián: un duelo sin igual en esta Liga

Por  22:04 h.

Sevilla: Míchel le da instrucciones a AdriánPadre contra hijo. Míchel frente a Adrián. Un hecho sin igual en esta edición de la Liga se vivirá mañana sobre el césped de El Sardinero, donde el entrenador del Sevilla se cruzará con su vástago mayor, pieza indiscutible en este destartalado Racing de Santander que, víctima de su caos institucional, apela al orgullo para no perder la categoría.

Adrián nació en mayo de 1988, en la temporada en la que el Real Madrid de Leo Beenhakker hacía doblete de Liga y Copa del Rey con Míchel como dueño de la banda derecha. Pasaron los años y fue cubriendo etapas en los escalafones inferiores del Real Madrid hasta llegar al Castilla en la temporada 2006-2007, en la que, con el propio Míchel como entrenador, formó parte de una generación estelar en la que estaban Negredo, Granero, De la Red, Mata y Borja Valero, pero que, en cambio, no pudo evitar el descenso a Segunda B.

No fue ésta la única vez que Adrián estuvo a las órdenes de Míchel, pues padre e hijo volvieron a coincidir en el Getafe. Míchel salvó in extremis al cuadro azulón en la 08-09, ganándose la continuidad al sur de Madrid. Sin embargo, y pese acabar sextos en la Liga, la siguiente temporada no fue fácil para los dos. La presencia de Adrián en las alineaciones levantó suspicacias y fue el origen del empeoramiento de la relación entre Míchel y el presidente, Ángel Torres, quien tomó la decisión de desprenderse del futbolista. «Lo han despedido por ser mi hijo», dijo Míchel. «No contesto a los padres», respondió Torres.