Bromas entre Míchel y Gordillo en su primer encuentro en público

Por  17:35 h.

Hoy se ha producido el encuentro más esperado, el de Míchel con Rafael Gordillo. Con motivo de un acto promovido por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que instalará desfibriladores en todos los campos de Tercera división, el entrenador del Sevilla y el presidente de la Fundación Real Betis, grandes amigos desde que compartieran vestuario en el Real Madrid cuando ambos eran jugadores, han coincidido por primera vez en un evento público, algo que las dos entidades habían evitado desde que el pasado 7 de febrero Míchel se convirtiera en técnico del Sevilla.

Como no podía ser de otra forma, el buen ambiente ha reinado en dicho reencuentro, del que ha sido testigo, entre otros, Monchi, quien también ha estado bromeando con Gordillo. Tal es así que Míchel y Gordillo no sólo han posado juntos ante los periodistas gráficos, sino que, además, no han tenido reparos en bromear ante los micrófonos, dejando de manifiesto que la buena relación que les une no tiene por qué desaparecer ahora que ambos defienden los colores de los eternos rivales de la ciudad. Así es y debe ser la rivalidad entre béticos y sevillistas.

Todo comenzó cuando el conductor del acto le preguntó a Míchel si le parecía bien que empezara interviniendo Gordillo por su condición de presidente.

Míchel: No, por edad (con sorna).

Gordillo: Me tiene que respetar. Siempre me respetaba porque era mayor que él. Todo lo que yo decía iba a misa.

Míchel: Nos causaba mucha impresion ver que un hombre tan mayor todavía jugase al fútbol con nosotros.

Gordillo: ¡Qué vamos a hacer con él!

Moderador: ¿Qué va a pasar en la semana del derbi?

Míchel y Gordillo: Hablaremos sin rpblemas.

Gordillo: Como él dice que yo estaba viejo, yo le pregunto que si se acuerda de la famosa rata.

Míchel: No.

Gordillo: Claro, porque yo corría más que él. Éste era un poco flojete.