“No me siento cuestionado”

Por  20:37 h.

La decadencia sufrida por el Sevilla en las últimas temporadas ha provocado que la figura de José María del Nido se haya debilitado a ojos de un sector de la afición, aunque el presidente no lo ve así: "Si un consejo de administración está al pairo del grito de la afición, mal le irán las cosas, pero, sinceramente, no me siento cuestionado, no he escuchando a nadie diciéndome que me vaya y, además, siento el apoyo de la totalidad del accionariado del Sevilla".

"Debemos echar el balón al suelo", ha pedido Del Nido, quien ha recordado que "los gritos más duros" hacia su persona los escuchó, precisamente, al comienzo de la temporada 2006/2007, la misma en la que comenzaría la etapa dorada de los títulos. "Si a uno de los socios más antiguos del club le dices que en los próximos diez años vamos a conseguir la mitad de lo logrado en los diez últimos, estoy seguro que se tira desde el voladizo sin paracaídas", ha ejemplificado, tratando de mandar un nuevo de confianza en el actual equipo de gestión.

Cuestionado sobre si su intención es blindarse en el club (poseer cuantas más acciones mejor e introducir a algunos de sus hijos en el órgano rector), Del Nido ofreció su versión más contundente: "Desde que entré en el consejo intenté aglutinar la mayor parte del accionariado y creo que la paz accionarial conseguida es uno de los grandes éxitos de mi gestión".