Reyes: “A veces salimos pensando en otra cosa”

Por  23:11 h.

Sevilla: Reyes, el día de su presentaciónLa vuelta de José Antonio Reyes al Sevilla fue un golpe de efecto en toda regla. Coincidiendo con el comienzo del año, el Sevilla necesitaba un buen futbolista que trajera aire fresco y marcara las diferencias en un equipo que ya tenía una pinta sospechosa; y José María del Nido, igualmente, precisaba de un gran reclamo que le demostrara a la afición fuerza y poderío tras la desfavorable sentencia recibida por el caso Minutas.

Han pasado casi tres meses y once jornadas, y todos, afición, entrenador y presidente, todavía están esperando al mejor Reyes, ese futbolista capaz de desprender destellos de clase en cada gesto técnico. Es cierto que esa calidad que se le conoce ha quedado de manifiesto en momentos puntuales desde que emprendiera su segunda etapa en Nervión, pero ni mucho menos es suficiente. El hincha quiere más, sabe que puede dar más, y por eso el sábado le despidió con pitos cuando fue sustituido ante el Barcelona.

«Está claro que me molestaron los silbidos, negarlo sería mentir, pero sólo me queda seguir dando la cara por el equipo para cambiar la opinión de los sevillistas», comentó, en el programa «A balón parado» de SFC TV, el utrerano, quien también salió en su propia defensa: «No es sólo Reyes sino todo el grupo el causante de esta situación. Cuando las cosas van bien, somos todos los responsables; y cuando van mal, también. Que nadie tenga la más mínima duda de esta plantilla, pues estamos capacitados para estar arriba y lo vamos a intentar hasta el final».

El primer paso para hacer realidad este discurso de buenas intenciones hay que darlo mañana en Santander ante un Racing que no conoce la victoria en lo que va de 2012. «No nos queda otra que ganar. Sabemos que nos lo jugamos todo y durante la semana hemos estado entrenando muy bien para conseguirlo», indicó el atacante, que no se anduvo con rodeos a la hora de descubrir los defectos que tan caro está pagando el Sevilla en la presente temporada: «En algunos partidos saltamos al campo con una mentalidad que no es la adecuada. A veces, en lugar de salir a ganar desde el minuto uno, nos llevamos un tiempo perdidos, como si estuviéramos pensando en otra cosa, y sólo cuando ya estamos abajo en el marcador, cuando ya tenemos el dedo en la llaga, reaccionamos y hacemos las cosas como debemos».

«Volví para triunfar y nadie más que yo lo desea», aseguró un Reyes que no esconde que «esperaba que las cosas fueran mejor de como están yendo». Ahora que está recuperando su mejor tono físico, sólo resta que tanto él como sus compañeros pongan «todo de su parte» para revertir una situación que, lógicamente, tiene muy nervioso a todo el sevillismo y, en especial, al gran valedor de su regreso, Del Nido. «Me dice que esté tranquilo, pero que todo esto tiene que terminar. Debemos cambiar el chip desde mañana», indica el delantero, que sueña «con marcar un gol en el Sánchez-Pizjuán» con la misma ilusión con la que siempre quiso retornar a Nervión: «Volví porque soy muy sevillista y porque me fui con mucha pena cuando era muy joven. Dije que antes o después regresaría a mí casa y aquí estoy para triunfar.

Con la duda de Spahic
El equipo completará esta mañana en la ciudad deportiva su último entrenamiento antes de partir hacia Santander. Hasta última hora no se sabrá si Emir Spahic, que el sábado recayó de las molestias que viene arrastrando en el psoas ilíaco, entra finalmente en la convocatoria, en la que, en cambio, causarán alta Fazio y Coke. El central bosnio fue tratado por fisioterapeutas e hizo un trabajo específico en la piscina para avanzar en su recuperación. En el Racing, a las bajas de los cedidos Acosta y Bernardo, y de los sancionados Francis y Gullón, se une otra muy importante, la de portero Toño.