Manu del Moral, de referente del Getafe a esperanza sevillista

Por  3:17 h.
Manu del Moral vuelve a la que fue su casa

Estuvo cinco temporadas entrando cada dos semanas por la misma puerta, la que daba acceso al vestuario local del Coliseum Alfonso Pérez Muñoz. Primero lo hacía con la lógica timidez del que acaba de llegar (el 15 de octubre de 2006 jugó su primer encuentro, ante el Real Madrid) y, a posteriori, dotado de un fuerte liderazgo, acabó convirtiéndose en el capitán del conjunto azulino. Es Manu del Moral, referente del Getafe en los últimos cinco años, y esperanza del Sevilla en lo que queda de temporada para conseguir la clasificación europea. Su último partido en el estadio madrileño fue el 15 de mayo de 2011, en un encuentro que acabó con victoria del Getafe ante el Osasuna (2-0), la que que sirvió para dejar casi sellada la permanencia en la máxima categoría. Los aficionados allí presentes aplaudieron a rabiar y Del Moral, emocionado, sólo pudo responder de la misma forma.

Hoy, once meses y un día después, el niño de Getafe (aunque nació en Jaén y su primer equipo fue el Atlético de Madrid, los hinchas del club presidido por Ángel Torres lo consideran algo suyo) se prepara para vivir un día especial. Pero antes lo recrea con ABC. «Yo vivía en Boadilla del Monte, que está a sólo 15 minutos en coche del estadio. Ahora todo va a ser muy extraño. Cinco años con la misma rutina, con los compañeros, con los fisios, con los médicos, el presi… En la primera vuelta tuve una sensación ya extraña por medirme al Getafe, pero seguro que ahora será mucho más especial», declara.
Del Moral siguió hablando de algunas notables diferencias que vivirá mañana por la noche: «¿El vestuario? No, en el estadio del Getafe son muy parecidos el local y el visitante. Ahí no voy a tener problemas (se ríe). El del Getafe es algo más grande y tiene un jacuzzi. Yo, al principio, me sentaba con David Cortés, y luego con Mario, el canario, el que está ahora en el Betis», recuerda. Manu entiende que la clave del equipo madrileño es el grupo e insistió en la importancia de salir concentrado desde el minuto uno si no quieren tener problemas. «El que se crea que lo vamos a tener fácil no tiene ni idea. Yo conozco perfectamente al Getafe y sé de lo que es capaz. ¡Sólo están a tres puntos de nosotros! Ellos quieren entrar en Europa y sus opciones pasan por ganarnos a nosotros. Van a tomarse el partido muy en serio. Y nosotros no vamos a ser menos», continúa.
Ángel Torres y su venta
El delantero entiende que es el presidente, Ángel Torres, la piedra angular del ambicioso proyecto del conjunto madrileño. «Me parece un magnífico gestor. Cogió el club en Segunda B y ahora es un fijo de Primera. Tengo una muy buena relación con él», afirma. A continuación, el sevillista explicó cómo salió del Getafe. «En el mercado de invierno me enteré que el Atlético y Ángel Torres estaban negociando por mí. Me llamó una persona y me dijo: “Manu, parece que te vas al Atlético…”. Yo no tenía ni idea. Al final no llegaron a un acuerdo y me quedé. El presi me comentó que al final de temporada me iba a dar facilidades para que saliera. Y lo hizo. Bueno, a medias… Porque al final costé 4,5 millones de euros al Sevilla», bromea el futbolista.
A pesar de la importante inversión del club nervionense, el de Jaén entiende que está preparado para soportar la presión. «Lo que quiero es crecer. Y voy a darlo todo por el Sevilla. Estamos pasando por una racha muy buena y debemos aprovecharlo. El día que fuimos a jugar a Santander sabíamos que era nuestra última oportunidad. Hemos cogido el tren y ya no nos queremos bajar». Para el ex del Getafe, la figura de Míchel ha sido clave en la mejoría: «Nunca entendí qué fue lo que nos pasó. Es verdad que Míchel ha dado con la tecla y a la vista está. Pero también reconozco que he pensado en la situación anterior, con Marcelino, y no encuentro una explicación… Llegaba a casa y empezaba a repasar la plantilla, cada jugador que tenemos, veía cómo entrenaba el equipo, con la intensidad que nos ejercitábamos, pero nada. ¡No salíamos de la mala racha!».

Por último, habló sobre su demarcación como mediapunta en los últimos encuentros: «Con el míster también he jugado por la banda izquierda, aunque es verdad que cuando lo he hecho me ha dado libertad para meterme por el centro. Yo siempre me he considerado más mediapunta. ¿Si repetiré posición ante el Getafe? Vamos a ver, vamos a ver…».