Guarente no jugaba desde octubre de 2010

Por  7:43 h.

Foto: Sevillafc.esAyer en San Mamés, a pesar de la derrota, había un hombre especialmente feliz. Se trataba de Tiberio Guarente, que salía en el minuto 73 para sustituir a Rakitic. El cambio no surtió el efecto deseado, porque el Sevilla no consiguió hacerse con el dominio del partido pero sí significó la vuelta del italiano a la práctica del fútbol. Porque Guarente, que llevaba varios meses entrenando al ritmo de sus compañeros, no jugaba un partido oicial desde octubre de 2010, precisamente ante el Athletic de Bilbao. Fue un día 24 y el conjunto sevillista se impuso por 4-3 con goles a pares de Luis Fabiano y Kanouté.

Sin duda, una noticia muy positiva para el jugador y, quién sabe, si una solución para el Sevilla, que no termina de dar en la tecla con el compañero de Medel en el centro del campo. Trochowski parece que va en línea ascedente, pero lo cierto es que su rendimiento durante la temporada no ha sido satisfactorio. Y menos, el de Rakitic, que asombró la campaña pasada cuando llegó en el mercado invernal y que se pueden contar con los dedos de una mano los minutos de buen fútbol que ha dado este año. Lo único claro es que Guarente terminó contento el partido de ayer: "Después de mucho tiempo sin jugar, estoy contento de haber participado, pero la mala suerte es que perdimos, que es lo más importante. Esperaba marcar un gol de falta para empatar. Estoy bien y espero seguir jugando”.

Redacción

Redacción