La indecisión en el banquillo, uno de los motivos clave de la decadencia

Por  20:24 h.

La cantinela se repite una vez más. Sin que termine la temporada el tema principal en el Sevilla es saber quién será el entrenador para la próxima campaña. Este asunto se ha convertido en un clásico verano tras verano y no viene más que a demostrar que la indecisión es la nota predominante en la entidad cada vez que termina un ejercicio deportivo. Desde la marcha de Juande Ramos, han pasado por el banquillo sevillista hasta cinco entrenadores, demasiados para un club que busca estabilidad. Pero no queda ahí la cosa, ya que en la mayoría de los casos el técnico que se ha sentado en el Ramón Sánchez-Pizjuán no era la primera opción. Después del fracaso de no entrar en Europa, y tras haber tenido que sustituir Míchel a Marcelino para intentar la remontada, José María del Nido y Monchi se encuentra con la difícil situación de elegir al entrenador que debe iniciar la regeneración. Todas las miradas apuntaban a Caparrós, pero el técnico utrerano está a un paso de renovar con el Mallorca, lo que le abre las puertas a Míchel y otros nombres eternamente relacionados con el Sevilla.

De hecho, el mejor situado ahora mismo es Míchel. El entrenador madrileño está bien considerado tanto por el club como por la afición y teniendo en cuenta las posibilidades económicas de la entidad, ha adelantado a otras opciones. Su discurso, a pesar de que es bastante más serio en las últimas fechas, es el mismo: se ve como sevillista la próxima temporada. «No depende de mí. El trabajo del equipo, con independencia de los resultados, me da sensación de respeto hacia mí. No sé la dirección deportiva la decisión que tiene. No sigo mucho las votaciones de las webs, pero a uno le llegan y puedo decir dos cosas; yo no he votado ni una vez y la gente no es tonta y decide por sí misma. Es reconfortante que la gente reconozca tu trabajo».

Lo cierto es que la sombra de Caparrós siempre está presente cada vez que habla de cambio de técnico, aunque en las últimas horas ha cambiado bastante el panorama. El utrerano ha acercado posturas con el Mallorca, que busca anunciar su continuidad el próximo martes en el consejo de administración. Tal es así, que el utrerano, que tenía previsto viajar el lunes a Sevilla, ha cambiado de planes y se desplazará hasta Vitoria para participar en una conferencia. Pero hay más, porque la gente de confianza de Serra Ferrer aprovechará el viaje del equipo a Madrid para tener una reunión con los representantes de Caparrós, en busca de cerrar definitivamente el acuerdo.

Otras vías

Pero como ocurre cada verano, son muchos los entrenadores relacionados con el Sevilla, unos por interés de los agentes y otros porque son sondeados por la entidad sevillista. A Míchel y Caparrós hay que unirles Quique Sánchez Flores y Ernesto Valverde, dos clásicos en las quinielas. Ambos son del gusto de Monchi, pero tienen un caché demasiado alto para la situación económica en la que se encuentra el Sevilla. La semana que viene debería haber elegido.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Muy de acuerdo https://t.co/VAxIPsY2Gv - 4 horas ago