El Sevilla inicia los contactos para intentar contratar a Coloccini

Por  0:30 h.

Coloccini, en un partido con el NewcastleYa había avisado el presidente del Sevilla, José María del Nido, en la entrevista mantenida con varios medios de comunicación el pasado lunes en la televisión oficial del club de la importancia de contratar para reforzar la defensa a un central del «tipo Squillaci», un futbolista con experiencia y con una edad cercana a los 30.

Es decir, se optaba por un jugador con jerarquía, capaz de liderar al equipo desde la zona de atrás y se dejaba para un segundo plano a defensas del tipo Garay y Henrique, del Real Madrid y del Barcelona, respectivamente que, si bien los informes de Marcelino fueron positivos tras haberlos tenido a sus órdenes en el Racing de Santander, se entendía que eran demasiado jóvenes para lo que se pretende de cara la próxima temporada y tras haber sido uno de los equipos más goleados de la categoría.

Así las cosas, el Sevilla ha peinado el mercado en búsqueda de un jugador de esas características y uno de los que cumple las condiciones que quiere el preparador asturiano y la dirección deportiva es el argentino Fabricio Coloccini, de 29 años, y con mucha experiencia en el fútbol español tras su paso por el Alavés, el Atlético de Madrid, el Villarreal y el Deportivo de la Coruña, club, este último, en el que estuvo tres temporadas y que lo colocó como uno de los futbolistas más pretendidos por los clubes de Europa, además de ser internacional con su país, Argentina.

Contrato hasta 2013

Ahora Coloccini milita en el Newcastle inglés y tiene contrato hasta junio de 2013. Llegó a la entidad británica tras el pago al club presidido por Lendoiro de unos 12 millones de euros, una cifra prohibitiva para la entidad de Nervión. Y ahí es donde radica el principal problema que tendrán los sevillistas, interesados en un jugador importante para el Newcastle y al que no le interesa desprenderse de su líder en la defensa. En la temporada 2008-2009 jugó 32 partidos de Liga y en la recién acabada lo hizo en 35 ocasiones. Así las cosas, no parece sencilla la operación y tanto Marcelino como Monchi son conscientes de ello. Lo primero que se quiere saber es si el jugador estaría dispuesto a regresar a la Liga española y en qué condiciones económicas.

Si el futbolista estuviera interesado en dar el paso hacia adelante se estudiaría qué posibilidades habría de convencer a los ingleses, para lo que contarían con el apoyo del agente del jugador, Marcelo Lombilla, con buenas relaciones con el club de Nervión.

Vista la dificultad que tiene esta operación, en el Sevilla, tal y como se acostumbra con operaciones de este tipo, están trabajando en más opciones, mucho más económicas y factibles. Eso sí, no se tiene ninguna prisa y se espera aprovechar las oportunidades que de el mercado, además de que se está pendiente de recibir dinero por la casi segura marcha de Romaric, al que el club blanco espera colocar en el fútbol turco.

Otro jugador por el que podría recibir dinero es por el lateral Dabo (el Aston Villa está interesado), con el que Marcelino parece no contar en demasía, además de por algunos de los descartados, caso de Alfaro o Cala, con los que el club sevillista pretende tener algún ingreso. Del mismo modo, la posible marcha de Kanouté posibilitaría que el Sevilla se ahorrara una importante cantidad de dinero en concepto de la ficha del de Mali.