La rodilla de Javi Navarro no responde y esta semana se buscarán soluciones

Por  0:46 h.

Sevilla FC: La rodilla de Javi Navarro no respondeEl capitán sevillista, Javi Navarro, sigue luchando contra las adversidades que le está presentando su rodilla derecha, y lo hace como mejor sabe, de la misma manera que a finales de los noventa, cuando se recuperó de una complicada lesión también de rodilla. Sin embargo, los frutos no están llegando y el central, tras varias operaciones, sigue padeciendo dolor, lo que ha provocado que el doctor que lo operó, el prestigioso Ramón Cugat, haya creído conveniente ponerse en contacto —lo hará esta semana— con los galenos del Sevilla para ver qué medidas tomar.

Ante las molestias sufridas, Cugat, acordándolo con los médicos del club de Nervión y el propio jugador, consideró hace unas dos semanas que lo mejor, sobre todo para el estado anímico del futbolista, era que Javi Navarro se tomara unos días de vacaciones, que se intentara olvidar de la rodilla, y dejar la recuperación para a partir de ahora, con el fin de intentar buscar una solución. Ayer, precisamente, fue su primer día de trabajo después de estas minivacaciones. «Hemos optado por mil y una opciones, pero la rodilla no se termina de recuperar. Tiene problemas al frenar y al arrancar. Esta semana me pondré en contacto con el Sevilla para ver qué camino tomamos…», declaró a ABC de Sevilla Ramón Cugat.
El defensa comenzó su recuperación, tras ser operado, con el fisioterapeuta de confianza del doctor Cugat, Miguel Ángel Pérez, ejercitándose por la mañana y por la tarde en la clínica Quirón —tres horas en cada sesión, incluidos algunos sábados y domingos—, con una rehabilitación especial para el ángulo de la tracción de la rodilla dañada. Hace unos meses comenzó el tratamiento en la ciudad hispalense —con fisioterapia también— y tuvo una importante mejoría, pero nunca fue suficiente. Es por ello por lo que Cugat cree que ha llegado la hora de tomar otra alternativa.

El futbolista, un luchador en este tipo de circunstancias, ya pasó por una situación mucho más complicada, cuando en el Valencia sufrió una lesión de rodilla que lo tuvo muy cerca de la retirada. Su ímpetu y sus ganas de demostrar que podía seguir jugando hizo que aceptara una oferta, allá por el año 2000, del Elche. Dio un paso atrás, a la Segunda división, para coger impulso. Su gran actuación en el equipo ilicitano, donde disputó 34 partidos, le valió el billete para su fichaje por el Sevilla. En el equipo blanco lleva siete temporadas —en la última no pudo jugar ni un minuto— y ha ganado dos Copas de la UEFA, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España. El jugador ya declaraba hace unas semanas su deseo de seguir luchando. «La actual lesión es muy parecida a la que tuve en la otra rodilla, por no decir igual. Es una lesión difícil y hay que ser muy constante, no bajar los brazos, seguir peleando…».