La carta de libertad, una vía cada vez menos utilizada

Por  10:49 h.

Al principio, fue una de las operaciones que más se repetían en el Sevilla de Monchi. Con Roberto Alés en la presidencia y Caparrós en el banquillo, eran muchos los jugadores que llegaban con la carta de libertad al Sevilla. Las incorporaciones de jugadores como Javi Navarro, Alfaro o Esteban fueron el germen de lo que, poco a poco, creció hasta culminarse con la llegada del Sevilla de los títulos. Sin embargo, como es lógico, la necesidad de la entidad blanquirroja de reforzarse con futbolistas de dicho perfil ha sido menor a medida que el Sevilla iba creciendo, tanto deportiva como económicamente.

A pesar de ello, el club sevillista no ha dejado de desaprovechar las oportunidades que el mercado le ha ido ofreciendo para contratar gratis a un futbolista, aunque en menor medida. Una opción que, en la mayoría de los casos, siempre ha sido beneficiosa para el club. El último ha sido Hedwiges Maduro, que se une a los casos de jugadores como Palop, que llegó libre en el verano de 2005 y cuyo rendimiento ha sido indiscutible; o Christian Poulsen, a quien el Sevilla pudo firmar arrebatándoselo a última hora al mismísimo Milan. Los dos últimos futbolistas que aterrizaron a Nervión mediante esta vía han sido Dabo, en 2010; y Trochowski, el verano pasado. El primero de ellos no cumplió con las expectativas, dando un rendimiento que en pocas ocasiones llegaba al aprobado. Sin embargo, un año después el Sevilla pudo ingresar dinero con su venta al Olympique de Lyon. Por su parte, el alemán tampoco ha realizado una campaña brillante. A pesar de todo, su trayectoria ha ido de menos a más, con un buen final de campeonato, por lo que se espera que esta temporada continúe su progresión.


Redacción

Redacción