«Volveré con ganas y alegría para triunfar en el Sevilla»

Por  7:15 h.

Arouna Koné es, junto a Ivica Dragutinovic y Sergio Sánchez, uno de los tres lesionados de larga duración con los que cuenta la primera plantilla sevillista. El internacional marfileño, fichado en el verano de 2007 del PSV por quince millones de euros, no ha tenido apenas continuidad en el equipo, entre otras cuestiones porque dos graves lesiones de rodilla se lo han impedido. De la sufrida con el Hannover, club en el que estuvo cedido media temporada, se recupera actualmente en Bruselas, después de que fuese operado el pasado 17 de mayo. El delantero africano, que estuvo recientemente en Sevilla para saludar a sus compañeros y pasar revisión médica, se mostró optimista en declaraciones a los medios oficiales del club. «Ahora me siento mucho mejor y más seguro después de mi cita con el doctor, así que afronto la rehabilitación con muchas ganas. Tengo por delante un mes de recuperación, y si todo va bien en octubre podré estar con el equipo al cien por cien». El que fuera «9» sevillista los primeros meses de la pasada campaña reconoció que lo ha pasado muy mal después de esta nueva lesión de rodilla. «He estado muy triste porque dos lesiones graves en tres años para un futbolista es muy duro y difícil de llevar. En el Hannover empecé con la confianza del entrenador y marcando goles y me volví a lesionar, pero mi familia siempre ha estado conmigo y ahora que estoy recuperado tengo mucha alegría por volver a jugar pronto y ser el de antes», señaló.

Koné, que no ha estado a las órdenes de Antonio Álvarez como máximo responsable de la plantilla, ha hablado con él y se muestra animado para luchar por un hueco en sus planes. «Hablé con el entrenador a final de temporada, pero aún no sabía si él seguiría. Ahora que está confirmado quiero volver a entrenarme lo antes posible para demostrarle que puede contar conmigo en sus planes, a pesar de que hay grandes jugadores en la delantera como Negredo, Kanouté o Luis Fabiano, pero esto no es problema porque voy a trabajar muy duro y con muchas ganas para pelear por los máximos minutos posibles», declaró. Al ex del PSV, por el que se sigue interesado el Hannover si logra restablecerse de su lesión, le restan aún dos temporadas más de contrato y no pierde la esperanza de darle la razón a los que apostaron por su contratación: «Aún tengo dos años más aquí y no he podido demostrar gran cosa, pero mi deseo es triunfar en este equipo en el tiempo que me queda».

Redacción

Redacción