Rakitic, junto a Marko Marin
Rakitic, junto a Marko Marin

Sevilla

Sevilla-Maribor: Como si fuera el partido más importante de la temporada

El recuerdo ante el Racing en la Copa, el mejor acicate para los locales

Por  5:00 h.

En el fútbol, como en la vida, se suceden acontecimientos que sirven para mostrar qué caminos son los adecuados y correctos para seguir evolucionando y cuáles conforman los llamados errores y equívocos que te llevan al desespero. En el Sevilla F.C. de esta temporada saben mucho de esto. Demasiado. El entrenador, Emery, pareció encontrar el equilibrio tras sufrir una dura derrota en casa ante el Celta de Vigo en la Liga a principios de noviembre y lo volvió a perder prácticamente con el comienzo del nuevo año.

Así. De un plumazo. Subió y subió y luego bajó y bajó. Nadie entendió tal despropósito. El Sevilla, tras descubrir una forma de juego que le daba la estabilidad necesaria, cayó en una espiral marcada por la inestabilidad y por el continuo deterioro que provocó que perdiera la ventaja con sus adversarios por la séptima plaza y que las dudas fueran cada vez más constantes. Se lesionó Mbia ante el Elche y el conjunto se hizo frágil. Falto de ideas. Capaz de sucumbir ante equipos como el Levante, Málaga o Maribor, rivales, todos ellos, con los que se llegó a poner por delante en el marcador.

Pero una cosa es tener dudas en la competición de la regularidad, en la que, de alguna manera u otra, te permite equivocarte y otra es en Europa, en donde te vas a la calle como faltes a la actitud y no te tomes muy en serio al rival. Como en la Copa, ¿verdad? El 18 de diciembre del año pasado, hace 70 días tan sólo, los jugadores de Emery comprobaron qué es lo que sucede cuando juegas sin alma. El Racing de Santander eliminó a un pobre Sevilla y le mostró, con orgullo, ilusión y amor propio, lo que te puede suceder… Hoy el Racing se llama Maribor. Y, por lo visto en el partido de ida de hace una semana, no les va a faltar ni orgullo, ni ilusión, ni amor propio. El equipo esloveno no viene de vacaciones a la ciudad hispalense. Y si eso no se lo meten los futbolistas del Sevilla en la cabeza lo van a pasar rematadamente mal.

 

El preparador vasco ha hecho especial hincapié en este asunto en los últimos entrenamientos. Es el valor de la competitividad. De no querer perder nunca. Y de machacar, si hace falta, al rival. Decía un entrenador del Sevilla no hace mucho que podían perder en muchos detalles de un partido, pero que nunca podrían hacerlo en ganas de ganar… Hoy se trata de un partido de esos. Para los ganadores. Para los que quieren soñar con hacer algo importante en la competición que cambió para siempre la historia del club.

Uno de ellos es Rakitic. El capitán es de los pocos indiscutibles y liderará esta tarde a un equipo en el que también podría estar Marin. El alemán, junto al croata, fue en Eslovenia el futbolista más destacado y tras descansar en Vallecas lo más  probable es que vuelva a ser protagonista. A Rakitic le gusta jugar con Marin y viceversa. Sólo falta que el ex del Chelsea diga aquí estoy yo y se destape como uno de los hombres claves del Sevilla en lo que queda de temporada. En las otras demarcaciones, al margen Varas, que volverá a ocupar la meta, existen también varias dudas., si bien durante la semana Emery ha probado con jugadores como Reyes, Vitolo y Gameiro.

El Maribor, por su parte, después del empate a dos de la ida, llegó ayer a Sevilla con la esperanza de poder hacer la machada y seguir haciendo historia. La euforia de la afición eslovena es bastante alta y se espera que asistan unos 500 hinchas del Maribor al estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. El entrenador del equipo violeta, Ante Simundza, ha estado preparando concienzudamente el partido de vuelta y no esconde a sus más allegados que sabe dónde pueden estar los puntos débiles del Sevilla.

A pesar de que, con el resultado en Maribor, el que estaría clasificado ahora mismo es el equipo nervionense, la idea de Simundza no varía mucho del duelo del pasado jueves. Replegará mucho las líneas e intentará crear peligro a través de los contragolpes. Su intención es cerrar su área en la primera mitad y dejar a Tavares y Mendy como únicos hombres arriba.

Después, y dependiendo de cómo vaya el marcador, optará por abrirse o esperar a los últimos minutos. Simundza, que ya estuvo en el Sánchez-Pizjuán presenciando al Sevilla, conoce a la perfección lo que ocurrió el 18 de noviembre del año pasado. Ha hecho del encuentro ante el Racing de Santander su DVD de cabecera y se lo ha transmitido a sus futbolistas. Hoy el Maribor es el equipo cántabro. ¿Y el Sevilla…?

 

Sevilla FC: Javi Varas; Diego Figueiras, Fazio, Carriço, Fernando Navarro; Iborra, Rakitic; Reyes,  Marko Marin, Vitolo y Bacca.

NK Maribor: Handanovic; Milec, Rajcevic, Arghus, Viler; Dervisevic, Filipovic; Mezga, Tavares, Damjan Bohar; y Mendy.

Árbitro: Luca Banti (Italia).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 19.00 (Gol TV)

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Cuánto daño están haciendo los móviles en el fútbol y en la vida en general (en vez de vivirlo, parece que toca fotografiarlo todo) 😏😏 - 17 horas ago