Medel: «Quiero ganar títulos, que es para lo que vine a este club»

Por  0:57 h.

Hasta la fecha, lo que se conocía de Gary Medel es que era un buen futbolista con fama de duro. Del plano personal, poco por no decir nada, porque el centrocampista chileno ha esquivado en el año que lleva en Sevilla a los medios de comunicación. Ahora, se conoce un poco más a este bromista y extrovertido jugador, que deja claro que tiene dos pasiones, el fútbol y su familia: «En realidad, siempre quise ser futbolista, desde chico. A los 17 años nacieron mis hijos gemelos y ahí fue cuando me enfoqué en el mundo del fútbol. Estudiante no era… era malísimo. Sólo era bueno en educación física. Lo mejor que uno puede tener es una familia. Siempre tuve detrás a mi gente. Mis hijos son lo mejor de mi vida».

Aparte de comentar que su infancia no fue fácil o anécdotas de su familia y amigos, Gary Medel habló del Sevilla en «A balón parado», programa de la televisión oficial del Sevilla. Para empezar, el centrocampista explicó que Del Nido fue la primera persona que le llamó de parte de la entidad de Nervión: «La primera persona que me llamó fue Del Nido. Estaba de pretemporada con Boca Juniors y me llamó el presidente. Quedé sorprendido, pero feliz, porque le pregunté a Riquelme y a gente que había jugado en España y me hablaron muy bien del club y la ciudad».

Medel aclara que le restan tres años de contrato y que espera cumplirlos, aunque tiene claro que lo único que le preocupa es mejorar personalmente y a nivel grupal para conseguir títulos, su único objetivo: «Tengo tres años más de contrato y espero cumplirlo. Pero más que eso, lo que quiero es ganar títulos, que es para lo que vine a este club. Esta temporada hemos pasado por una mala racha, pero ahora el equipo debe ir hacia arriba, que es lo que queremos». Tal es así, que el centrocampista chileno asegura que en el vestuario del Sevilla no se ha escuchado la palabra descenso: «Nosotros ni hablamos del tema del descenso en el vestuario. En este grupo siempre miramos hacia arriba. Estamos luchando para llegar a la Liga de Campeones, pero ahora mismo sólo pensamos en el Valencia. Sólo vamos partido a partido, que así es como nos va a ir mejor. El otro día jugamos muy bien y lo que queremos es mantener esa línea, porque así llegarán los resultados».


Sorprendido con la plantilla

Medel, aparte de hablar de su trayectoria personal y de lo contento que está en Sevilla, tuvo tiempo para analizar a algunos de sus compañeros: «Al llegar el año pasado me sorprendieron gente como Kanouté, Navas, Negredo o Martín Cáceres. También Fernando Navarro por su garra. La verdad es que hay una plantilla muy buena. De Rakitic, que llegó conmigo la temporada pasada, puedo decir que está agarrando el ritmo del año pasado. Tuvo una lesión muy complicada, estuvo tres meses fuera y eso se nota mucho luego. Ahora está bien y ojalá siga con esta racha. Ha hecho buenos partidos, como el del otro día. Él siempre intenta hacer bien las cosas, lo que pasa es que a veces no le salen. El otro día también estuvo muy bien Jesús Navas. El «Niño» es una bala. Es uno de los jugadores más importantes del equipo por los años que lleva en el Sevilla y por calidad que tiene». Incluso tuvo tiempo para hablar de Míchel, el nuevo entrenador del Sevilla y la persona que lo dejó fuera de la lista de convocados para Anoeta por la trifulca que tuvo con Spahic: «Por lo poco que lo conozco, es muy simpático. Trabajan muy bien él y todo su cuerpo técnico. Hay buen rollo y le gusta trabajar mucho, algo que me gusta».

Por último, Medel, que tiene algún vídeo por la red en el que sale animando con los hinchas del Universidad Católica, de quien se declara un seguidor más, no descartó ver algún partido del Sevilla junto a la afición, a la cual le mandó un mensaje: «He jugado el Boca-River y me gustó mucho el derbi de aquí. La afición del Sevilla es muy parecida a las argentinas. Calientan mucho, y eso ayuda mucho al equipo. Yo soy hincha de Católica y siendo jugador de Boca me iba a la grada a animar. Lo haría en el Sevilla si no hablan mal de mí. Es muy distinto vivir los partidos con las aficiones. Me vuelvo loco en la grada, soy un hincha más. A la afición le pido que nos siga apoyando en todos los partidos, que son el jugador número 12. Nosotros vamos a darlo siempre todo y juntos conseguiremos sacar la situación adelante».

Redacción

Redacción