Los experimentos no le funcionan a Míchel

Por  12:08 h.

La mano de Míchel se ha notado y mucho desde que llegó al Sevilla. Su aportación se convirtió pronto en puntos y, además, le lavó la cara a un equipo que se había metido en una dinámica de malos resultados y peor juego. Pero ha y dos jornadas en las que el técnico madrileño ha realizado una serie de variantes que han sorprendido a mucho. Y en las dos el Sevilla terminó siendo derrotado.

El primer caso fue en su debut. Míchel quiso dejar claro que él sería el que iba a mandar en el vestuario y dejó sin convocar a Spahic y Medel. Se tomó como una decisión acertada por la parte de que daba un golpe en la mesa nada más llegar, pero errónea porque todo el mundo sabía que el equipo iba a notar la baja del centrocampista chileno. Y así fue, el partido de los de Nervión en Anoeta fue malo y el Sevilla cayó derrotado. En el resto de partido Míchel se ha caracterizado por jugar con los ‘buenos’. A pesar de que muchos no están su mejor nivel, el técnico sabe que es más posible ganar con ellos que con otros jugadores.

Pero ayer volvió a mover las piezas sin demasiado sentido. Cierto es que tenía bajas muy importantes como las de Medel, Kanouté y Spahic, pero la realidad fue que erró en todas las decisiones que tomó. Porque puso a Cala de central, a Fazio de centrocampista, a Perotti en la banda y Manu del Moral de delantero, y ninguno cuajó una buena actuación. Más bien, todo lo contrario. Para medirse al Barcelona tendrá que retocar la defensa, ya que contará con las bajas de Fazio y Coke, y falta por ver si jugadores tocados como Kanouté, Navas, Del Moral y Spahic se recuperan.

Redacción

Redacción