3-1: Ya era hora

Por  19:12 h.

Sevilla FC: Luis Fabiano, protagonista del partido con sus dos golesEl Sevilla FC ha logrado una importantísima victoria frente al Real Murcia por tres goles a uno –dos goles de Luis Fabiano, que se sitúa pichichi, y otro Enzo Maresca por los sevillistas, mientras que el tanto pimentonero era anotado a medias entre Fernando Baiano y Aquivaldo Mosquera—que supone que el conjunto nervionense vuelve a sumar de tres en Liga, después de cuatro jornadas en las que acumuló tres derrotas y un empate.

El equipo de Nervión comenzaba yendo a por el partido y muy pronto recogía los frutos. Luis Fabiano abría la pelota hacia la banda derecha para que Jesús Navas se la devolviera al brasileño quien, desde el punto penalti, anotase el primero de la tarde. Un gol que obligó al conjunto visitante a ir en busca del empate, algo que pudo llegar en varias ocasiones en que la defensa sevillista no lograba evacuar el peligro con toda la contundencia que sería necesaria, aunque no hubo que lamentar desaplicaciones como la de Pamplona.

Ya en la segunda mitad llegaría la polémica del partido. Kerzhakov, un tanto desasistido a lo largo del encuentro, salía del área con el balón y era cazado por Peña con una dura entrada a la rodilla. Pese a que la falta se produjo fuera del área –casi medio metro—el árbitro no lo dudó y señaló la pena máxima, que el italiano Maresca se encargaría de transformar en gol al batir a su ex compañero Antonio Notario.

Sin embargo, a los pocos minutos llegaba el jarro de agua fría para los intereses locales, ya que en un córner en contra Baiano se deshace de la marca de Mosquera y, entre ambos, recortaban distancias en el marcador. Nuevamente el nerviosismo en la grada ante el empuje murcianista, que a base de faltas a escasos metros del área ponía cerco a la portería de un Andrés Palop que se lesionaría y tendría que dejar su sitio al debutante en Liga Morgan de Sanctis.

No obstante, en una nueva internada por banda Jesús Navas se metía hasta la cocina y asistía a O Fabuloso, quien libre de marca anotaba su décimo gol en Liga, lo que le vale para ponerse como máximo goleador en solitario de Primera división, y sellaba así el reencuentro del Sevilla FC con la victoria en la competición doméstica.

Redacción

Redacción