El «impulso» de Negredo

Por  1:00 h.

Sevilla: Negredo podría ser titular ante Italia el domingoHabía tres balones en la casa de los Negredo en la llamada Colonia de los Taxistas en el barrio madrileño de Vallecas. Uno por niño. El mayor, César, despuntó pronto y llegó a ser internacional con España en las categorías inferiores; el mediano, Rubén, el «pinturero» —el que más dotes tenía con el balón—, y el pequeño, Álvaro, que se afanaba, un día sí y otro también, por bajar a la plaza debajo de su casa a «dar unas pataditas» para «imitar» a sus dos hermanos. Y si Juana Sánchez, su madre, le quitaba la pelota, el pequeño de la familia se llevaba otro balón…

El fútbol era lo primero para Álvaro. Siempre lo fue. En el colegio, en su habitación o en los parques: «Ahora ha cambiado, menos mal. Pero cuando niño era un pesado increíble. En verano se bajaba a las cuatro de la tarde a la plaza y no subía hasta las diez. Recuerdo a mi madre mirando por la ventana», recuerda Rubén a este periódico.

El mayor de los Negredo, César, echa la vista atrás y ve a las vecinas nerviosas. «Es que Álvaro las volvía locas con el balón. Ahora lo pienso… ¡Cuántas siestas habrá estropeado!». El padre, José María, taxista de profesión, se afanaba por ver a sus hijos contentos y dejaba que el fútbol fuera un canal de ilusión. Aún sus hijos no saben cómo hacía para ver los tres partidos (uno por hijo) cada fin de semana. «Tenía que ir de un lado para otro. Ahora lo hace por la televisión, sobre todo, para ver a Álvaro», señala entre bromas Rubén (hoy delantero de la Gimnástica de Torrelavega). También César, actualmente defensa del Oviedo, se explica de forma parecida. «Para la familia ya es un éxito que uno de los nuestros haya llegado a la élite. Estamos muy orgullosos de Álvaro», apunta.

Dos personas clave en la carrera del internacional español, Manuel Díaz, técnico de Negredo en edad infantil en el equipo de la AFE, y Pedro Navarro, responsable de la cantera del Rayo Vallecano, tampoco pueden reprimir elogiar al punta. «Es el triunfo de la humildad y de las ganas por crecer», parecen decir al unísono. Pero, y ¿qué piensa el delantero del Sevilla de su periplo en Vallecas hasta convertirse en uno de los 23 hombres de Del Bosque? El futbolista, a su llegada a España, señaló a ABC que estaba tremendamente ilusionado y que, en estos momentos de alegría, no olvidaba el camino que había tenido que recorrer.

«Siempre quise ser futbolista. Lo he logrado y ahora me toca jugar una Eurocopa, algo increíble. El año ha sido complicado porque no hemos conseguido el objetivo en el Sevilla. He tenido lesiones cuando mejor me encontraba y eso ha supuesto un retroceso importante. Cuando el seleccionador, Del Bosque, dijo mi nombre me alegré por mi gente, pero también por los aficionados del Sevilla». Negredo aprovechó para explicar una «visita» en el día de ayer al Santiago Bernabéu, imagen captada por las cámaras de "Cuatro". «Fui a la tienda de mi marca, Adidas, que está en el estadio. ¿Cómo voy a pensar yo en irme del Sevilla? Me ven entrando y pueden surgir rumores. La realidad es lo que le digo. Yo no pienso en salir; estoy tranquilo con eso».

El delantero del equipo nervionense quiere seguir creciendo con el conjunto entrenado por Míchel y, para ello, espera tener protagonismo en la Eurocopa. «Nosotros —por los jugadores— supimos quiénes eran los convocados sólo diez minutos antes de que el míster hiciera pública la lista. Cuando dijo mi nombre me dio una tranquilidad increíble», destacó. Ahora pasa las horas muertas con su amigo Mata y se sorprende de la gran afición que hay entre algunos internacionales a las cartas. «Yo juego una partidita, pero hay algunos que se pegan varias horas», dice entre risas.

César Negredo, defensa del Oviedo
«A las vecinas las tenía locas. ¡Cuántas siestas habrá estropeado con el balón! Hasta el colegio se iba con la pelota. Y había veces que se escapaba»

Rubén Negredo, punta de la G. Torrelavega
«En verano se iba a las cuatro a la plaza a jugar al fútbol y volvía a las diez de la noche. Las porterías eran los bancos. Mi madre lo “vigilaba” desde la ventana».

Manuel Díaz, primer técnico de Álvaro
«Me sorprendieron las ganas que tenía de aprender; siempre quería ser el primero. Las condiciones las tenía, pero ha sido clave su voluntad por crecer»

Pedro Navarro, responsable de la cantera del Rayo
«Pocas veces he visto a una persona tan buena en el mundo del fútbol. Su familia le inculcó los valores que tiene. Se merece haber llegado a la élite».

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@oscarvareta Hola, Óscar. A ver si nos vemos otro día en el campo del Espartinas 👍🏼👍🏼👍🏼 besos para tu niña - 14 horas ago